¿34, 35… 36? Kim Jong-un cumple años, pero su edad es una incógnita

Autor: La Tercera

En la antesala de una reunión histórica entre las dos Coreas, el líder militar norcoreano celebra un año más de vida. No se sabe, eso sí, con precisión su edad.


Sin grandes celebraciones previstas, como pudiese pronosticarse en la previa. Contrario al clima festivo que acompaña el natalicio de sus antecesores. El 8 de enero no es un día más para Corea del Norte, pero se lo vivirá como tal. El tan querido como temido gobernador y heredero del poder de la dinastía Kim, Kim Jong-un, cumple años hoy. Y decidió hacerlo lejano a cualquier tipo de parafernalia.

Una decisión que no deja de llamar la atención, considerando que, por ejemplo, en 2014 el régimen celebró un año más de su líder con un partido de básquetbol en el que, incluso, participó la exestrella de la NBA Dennis Rodman.

Seguramente el motivo guarda estrecha relación con el encuentro, catalogado como histórico, que sostendrán mañana los altos mandos de Pyongyang y Corea del Sur en Panmunjom. Una reunión que ocurrió por última vez en diciembre de 2015.

Pero la llamativa ausencia de festividad no es el único dato curioso que rodea la efeméride. ¿Cuántos años cumple Kim Jong-un? No hay claridad al respecto. 34, dicen unos. 35 afirman otros. ¿36? La edad del heredero de la dinastía nunca ha sido revelada. Se cree que en diciembre del 2011, cuando asumió el poder, rondaba los treinta años.

Funcionarios de la dictadura comunista, en esa línea, aseguran que su fecha de nacimiento data del 8 de enero de 1982. Dato que, sin embargo, contrasta con la versión de los funcionarios de inteligencia surcoreanos, quienes señalan que su nacimiento fue un año más tarde.

1983 es el año que genera más consenso: Rodman y Kenji Fujimoto, chef japonés que trabajó para Kim Jong-il, lo garantizan. Sin embargo, hay otra versión: Ko Yong Suk, su tía residente en los Estados Unidos, afirma que el mandatario nació en 1984. “Él y mi hijo era amigos desde bebés, cambié sus pañales”, declaró a The Washington Post.

Seguir leyendo