Autonomistas de Córcega buscan acuerdos con Macron

Emmanuel Macron arriba ayer a Córcega para asistir a una ceremonia en homenaje al prefecto Claude Erignac, asesinado en 1998.

Hoy se espera que el mandatario francés se refiera a su visión sobre las demandas corsas.


Se trata de la primera visita del Presidente francés, Emmanuel Macron a Córcega, la isla francesa con cerca de 330 mil habitantes. La visita de dos días que finaliza hoy, adquiere relevancia puesto que se da justo después de que la coalición nacionalista y autonomista Pè a Corsica (Por Córcega) arrasara en la primera y segunda vuelta de las elecciones territoriales, en diciembre de 2017.

La formación logró el 56,46% de los votos. Así, los dos líderes de la coalición, Gilles Simeoni, presidente del Ejecutivo corso, y Jean-Guy Talamoni, presidente de la Asamblea corsa, esperan tener respuestas y soluciones por parte de Macron a sus demandas, luego de una infructuosa reunión en enero con el primer ministro galo, Édouard Philippe.

“La situación política actual ofrece a los funcionarios parisinos una oportunidad única para resolver esta cuestión corsa, que sucesivos gobiernos en Francia han enfrentado durante 40 años”, manifestó Talamoni.

Principales demandas

Las reivindicaciones corsas se amparan en la búsqueda de una mayor autonomía, refiriéndose muchas veces como ejemplo a la situación catalana, aunque Córcega aún no busca la independencia. Sin embargo, tanto Simeoni como Talamoni le habrían planteado ayer a Macron en una reunión, cuatro temas en los que buscan iniciar negociaciones. El primero de ellos se refiere a una amnistía para los “presos políticos”, es decir, detenidos corsos sospechosos de estar involucrados en casos de terrorismo. Entre ellos, hay tres sentenciados a cadena perpetua por el asesinato del prefecto Claude Erignac, en 1998. Justamente ayer, el mandatario francés le rindió homenaje a Erignac con un duro discurso que hace sospechar que Macron le cierra la puerta a este punto. “Se ha dictado justicia y se seguirá, sin olvido, sin complacencia, sin amnistía”, manifestó el mandatario.

La co-oficialización de la lengua corsa es otra de las demandas, lo que implicaría, entre otras cosas, la inserción de la lengua corsa en el sistema jurídico. Por otra parte, los autonomistas exigen un estatus de residencia para los corsos que lleven viviendo más de cinco años en Córcega, con el fin de limitar el acceso de no residentes a propiedades en la isla. Y en medio del debate en Francia por una reforma constitucional, los líderes nacionalistas exigen que Córcega sea nombrada en ésta, lo que podría entregarle un nuevo estatus a la comunidad, con mayor autonomía.

El arribo de Macron a Córcega fue precedida por una manifestación el sábado en la capital de la isla, Ajaccio, que reunió a miles de personas y que buscaba presionar al Estado francés para negociar una mayor autonomía. Sin embargo, desde París se han mostrado reticentes a sus demandas.

De todos modos, el Presidente francés hoy dará un discurso en la región, en el que se referirá a su visión con respecto a las reivindicaciones corsas. Se espera que en esta ocasión anuncie sus intenciones y propuestas.

Seguir leyendo