Comunidad internacional critica programa nuclear de EE.UU.

Submarino nuclear de Estados Unidos.

El documento del Pentágono señala la necesidad de modernizar su arsenal para hacer frente a nuevas amenazas como Rusia y China.


Los países no tardaron en demostrar su preocupación ante la Revisión de la Postura Nuclear (NPR) del gobierno de Donald Trump. El pasado viernes, el Pentágono dio a conocer la nueva propuesta nuclear que tiene como objetivo reforzar y renovar el actual arsenal que ya poseen sin la necesidad de ampliarlo, como continuación del plan de disuasión nuclear de Estados Unidos.

De esta manera, la Casa Blanca modernizará el arsenal para reforzar la conocida Tríada Nuclear, compuesta por bombarderos estratégicos, submarinos nucleares y misiles balísticos intercontinentales, muchos de ellos con décadas de antigüedad. Para esto el Departamento de Defensa tendrá que destinar un 6,4% del total de su presupuesto.

Esta nueva propuesta elaborada por los departamentos de Defensa, Estado y Energía llega después de meses de tensión con Corea del Norte y su carrera armamentística, por lo que sería una política hecha “a medida” de las amenazas de Pyonyang, según el documento NPR. Así también se reconoce como crecientes amenazas para EE.UU. a naciones como Rusia y China. Según el subsecretario de Defensa, Patrick Shanahan, “no todos los adversarios potenciales son iguales”.

Rusia, fue el primer país en responder a la nueva doctrina nuclear de EE.UU., la que consideran una violación a los principios de disuasión estratégica y que podría desencadenar en una carrera armamentista en el mundo. “Otros países también pueden comenzar a introducir modificaciones en sus doctrinas”, dijo Leonid Slutski, jefe del comité de Asuntos Internacionales de la cámara de diputados. Además, el diputado calificó de “gratuitas” e “infundadas” las acusaciones de que Moscú no ha cumplido con sus obligaciones de desarme nuclear.

China, a través del Ministerio de Defensa manifestó su “firme oposición” al NPR, en especial a las “suposiciones azarosas” sobre el desarrollo chino y las exageraciones en cuanto a la amenaza de la fuerza nuclear del país asiático. China “ha mantenido siempre sus propias fuerzas nucleares al nivel mínimo requerido por su seguridad nacional”, señaló el portavoz de defensa, Ren Guoqiang. Además instó a Washington a deshacerse de su “mentalidad de Guerra Fría” y a que asuman su responsabilidad “principal” en el desarme nuclear. Según el Instituto Internacional para la Paz de Estocolmo, China posee 270 cabezas nucleares contra las 6.800 de Estados Unidos.

Mientras que, el sábado por la noche el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif publicó en su cuenta de Twitter que el documento NPR de EE.UU. “refleja una dependencia creciente de las bombas nucleares, en violación del TNP” (Tratado de No Proliferación) y que “acerca a la humanidad de la destrucción”, agregando que “la obstinación de Trump en matar” el acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní “emana de la misma inconsciencia peligrosa”.

Este acuerdo firmado en 1968 y al que hoy se adhieren casi la totalidad de Estados establece “la intención” de los países miembros “de lograr lo antes posible el cese de la carrera de armamento nuclear y de tomar medidas eficaces en la senda del desarme nuclear”, para lograr con el tiempo “la eliminación de las armas nucleares”.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel señaló que la Revisión de la Postura Nuclear de EE.UU. muestra que “la espiral de una nueva carrera armamentística nuclear ya está en marcha” y que “los acuerdos de control de armamento existentes deben respetarse estrictamente”. También garantizó que Berlín trabaja junto a sus aliados para avanzar en el camino del desarme nuclear.

Seguir leyendo