Delegación surcoreana llegó a Pyongyang para reunirse con Kim Jong Un

Autor: AFP y EFE

El grupo busca ampliar el acercamiento entre ambos países y establecer conversaciones para la "desnuclearización de la península coreana".


Una delegación surcoreana llegó este lunes a Pyongyang en un histórico viaje para reunirse con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, indicó el gobierno de Seúl.

La delegación, integrada por los más altos responsables del Sur en viajar al Norte en más de una década, aterrizó en el aeropuerto Sunan de Pyongyang, indicó un portavoz de la presidencia surcoreana, Kim Eui kyeom. “Se ha acordado (…) una entrevista y cena con Kim Jong Un,” dijo.

El propósito del viaje de dos días es convencer al régimen de Pyongyang de que retome el diálogo sobre su programa nuclear con Washington y la comunidad internacional tras una década de estancamiento.

La delegación partió a Pyongyang en un vuelo directo especialmente fletado por el Gobierno surcoreano que despegó de la base aérea de Seongnam.

El grupo está liderado por Chung Eui-yong, jefe de la oficina presidencial surcoreana de Seguridad Nacional, e incluye a otros cuatro delegados -entre ellos el director del Servicio Nacional de Inteligencia (NIS), Suh Hoon– y a cinco funcionarios de apoyo.

Tal y como ha dicho el propio Chung en rueda de prensa antes de partir, el grupo tiene la intención de transmitir al régimen la voluntad del presidente surcoreano, Moon Jae-in, de ampliar el acercamiento intercoreano logrado en el marco de los JJ .OO. de PyeongChang y de lograr así “la desnuclearización de la península coreana”.

La delegación planea “tener conversaciones exhaustivas en torno a las diversas vías para mantener, no solo la comunicación entre el Sur y el Norte, sino también entre el Norte y los Estados Unidos y la comunidad internacional”, añadió Chung.

Los expertos consideran que la visita que comienza hoy será clave para conocer más sobre los planes de Pyongyang y sobre las posibilidades reales de que al menos puedan celebrarse “conversaciones preparatorias” entre Washington y el régimen de los Kim.

Tras retornar mañana a Corea del Sur, tanto Chung como Suh viajarán a EE.UU. en los próximos días para informar al presidente Donald Trump y a otros miembros de su gobierno sobre el contenido y resultados de su visita.

La visita, la primera en más de 10 años de una delegación surcoreana de alto nivel al Norte, responde al histórico viaje que realizó en febrero a Corea del Sur Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano, con motivo de los JJ.OO. de Invierno, y en el que invitó a Moon Jae-in a celebrar pronto una cumbre intercoreana de líderes.

El presidente surcoreano recibió de buen grado la invitación pero consideró que ciertas condiciones deberían cumplirse para hacer realidad su visita a Pyongyang, entre ellas un reinicio de las conversaciones entre EE.UU. y Corea del Norte.

Las dos partes no se sientan en una mesa de negociación desde que las conversaciones a seis bandas (en las que participaban las dos Coreas, EE.UU., China, Rusia y Japón) sobre el programa nuclear norcoreano se estancaron a finales de la pasada década.

Desde entonces, Pyongyang y Washington se han enrocado en sus respectivas posturas, con EE.UU. exigiendo una prueba factible de la desnuclearización norcoreana y el régimen insistiendo en que no desechará su programa de armas atómicas, el cual considera indispensable para su supervivencia.

No obstante, otra delegación norcoreana que visitó el Sur para la clausura de los Juegos de Invierno hace una semana aseguró que el Norte está ahora abierto a dialogar con EE.UU.

Seúl está convencido de que el actual acercamiento entre las dos Coreas, técnicamente aún en guerra, puede servir para que Washington y Pyongyang empiecen a hablar tras un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas del régimen norcoreano y su cruce de amenazas con Donald Trump.

Seguir leyendo