Diálogo filtrado de Puigdemont pone en jaque al independentismo

Carles Puigdemont junto a Oriol Junqueras y Jordi Turull (al centro) en el Parlamento catalán, en septiembre. Foto: AFP

El ex presidente catalán afirma en un mensaje que “esto se ha terminado”. Su partido cuestionó la veracidad del texto difundido por la cadena Telecinco.


El martes terminó con un sabor agridulce para los independentistas catalanes. Carles Puigdemont no fue ungido presidente y Roger Torrent, presidente del Parlamento de Cataluña, aplazó inesperadamente el pleno de investidura hasta “conseguir garantías constitucionales”.

Si bien este escenario reveló que el grupo de Puigdemont, Junts per Catalunya (JxCat), no tiene una hoja de ruta definida, este miércoles parece que quedó demostrado. El Programa de Ana Rosa, de la cadena Telecinco, difundió una conversación entre Puigdemont y el ex consejero y ahora diputado por ERC, Toni Comín, en la que el ex líder catalán asegura que “esto se ha acabado” y que el “plan Moncloa triunfa”, refiriéndose al gobierno español. Las imágenes las obtuvo uno de los camarógrafos del programa, que grabó sin consentimiento la conversación que Comín estaba manteniendo con Puigdemont a través de la aplicación de mensajería Signal.

“Volvemos a vivir los últimos días de la República catalana”. Así empiezan los mensajes que envió Puigdemont al ex consejero fugado en Bruselas. Comín estaba en una conferencia en Lovaina (Bélgica) cuando recibió los mensajes del ex presidente catalán.

“El plan de Moncloa triunfa. Sólo espero que sea verdad y que gracias a esto puedan salir todos de la cárcel, porque si no, el ridículo será histórico… Supongo que tienes claro que esto se ha terminado. Los nuestros nos han sacrificado. Al menos a mí. Ustedes serán consejeros (espero y deseo), pero yo ya estoy sacrificado tal y como sugería (el diputado de ERC, Joan) Tardà”, se podía leer en uno de los mensajes que captó el equipo de Ana Rosa. “No sé cuánto me queda de vida (¡espero que mucha!). Pero la dedicaré a poner en orden estos dos años y a proteger mi reputación. Me han hecho mucho daño con calumnias, rumores, mentiras, que he aguantado por un objetivo común. Esto ahora ha caducado y me tocará dedicar mi vida a mi propia defensa”, escribió Puigdemont en el último mensaje. Según Ana Rosa, el ex consejero leía los mensajes de Puigdemont “sin atreverse a contestar”.

Aunque JxCat cuestionó la veracidad de los mensajes, Puigdemont escribió en su cuenta de Twitter que “existen límites, como la privacidad, que nunca se han de violar”. También agregó que es “humano y hay momentos en los que también duda”. Por su parte, Comín expresó que “la revelación de secretos es delito tanto en España como en Bélgica y es merecedor, por lo tanto, de las pertinentes acciones legales”. Su abogado ya anunció que prepara dos querellas por los mensajes difundidos por el programa de televisión. El intercambio de mensajes se produjo durante las horas en las que el pleno de investidura de Puigdemont fue cancelado.

Mientras tanto, el diario El País informó que fuentes del Tribunal Supremo aseguran que la cúpula del proceso independentista sería inhabilitada antes del juicio, en marzo. Lo harían bajo la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que contempla la adopción de esta medida excepcional en los casos de terrorismo o rebelión. El Partido Popular festejó haber “derrotado al independentismo” gracias a la “estrategia” de Mariano Rajoy. Lo escribieron en su cuenta oficial de Twitter junto con el video que elaboró Telecinco con los mensajes de Puigdemont.

Seguir leyendo