EE.UU. inaugura embajada en Jerusalén en medio de violentas protestas

Ayer la misión estadounidense llegó hasta dicha ciudad para concretar el anuncio del mandatario hecho en diciembre de 2017. Las manifestaciones han dejado cerca de 52 fallecidos y casi dos mil heridos.


En una ceremonia encabezada por el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman se dio inicio de manera oficial a la inauguración del recinto diplomático que se traslada desde Tel Aviv a Jerusalén.

En la instancia participaron presidente israelí, Reuvén Rivlin, el primer ministro, Benjamín Netanyahu además de la asesora e hija del presidente de EE.UU. Ivanka Trump, su marido y también el asesor presidencial Jared Kushner, junto con el subsecretario de Estado, John Sullivan, y el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin.

Todos ellos llegaron ayer como parte misión estadounidense que concreta el criticado anuncio del mandatario hecho en diciembre del año pasado.

Desde la Casa Blanca, Trump envió un mensaje acerca de la medida, “El 6 de diciembre de 2017, en mi dirección, Estados Unidos por fin y oficialmente reconoció Jerusalén como la verdadera capital de Israel. Hoy seguimos adelante con ese reconocimiento y abrimos nuestra embajada en la histórica y sagrada tierra de Jerusalén”.

Durante su discurso, Netanyahu aseguró este significa un “gran día para Estados Unidos, Israel y también para la paz”.

Por otro lado, Francia ha sido uno de los primeros países en reaccionar negativamente ante la medida. A través de un comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores del país galo señaló, “esta decisión se contrapone a las leyes internacionales y especialmente a la resolución de la Consejo de Seguridad y la Asamblea General del ONU”.

En tanto, al este de la Franja de Gaza las violentas protestas que han generado enfrentamientos entre palestinos y las fuerzas israelitas han dejado al menos 52 víctimas fatales y cerca de dos mil heridos por disparos.

Los palestinos, que manifiestan desde el 30 de marzo en la frontera de la Franja de Gaza con Israel en la llamada “marcha del retorno”, sumaron este lunes su oposición a la apertura de la embajada estadounidense en Jerusalén, ciudad en donde quieren instalar la capital del Estado al que aspiran.

En total, desde el 30 de marzo murieron al menos 91 palestinos.

La Autoridad Palestina acusó a Israel de cometer una “horrible masacre” en la frontera de la Franja de Gaza con ese país y pidió “una intervención internacional inmediata para frenar la horrible masacre en Gaza cometida por las fuerzas israelíes de ocupación”.

Estados Unidos comparte la responsabilidad de la “masacre” de este lunes, denunció por su parte el portavoz del gobierno turco.

Seguir leyendo