Tercera PM

Presenta:

El momento político en el que llegan los Presidentes del barrio al cambio de mando

Parte importante de los mandatarios que estarán en la investidura de Sebastián Piñera militan en la centroderecha, por lo que tienen gran sintonía con el futuro Presidente chileno. Varios, eso sí, están en su último año de gobierno.



Mauricio Macri

Ha dicho que “lo peor ya pasó” y que si bien “no hay atajos ni soluciones mágicas”, Argentina está de vuelta. El Presidente Mauricio Macri anda muy optimista por estos días. Razones tiene: la economía, que cayó 2,3% en 2016, se recuperó 2,8% en 2017, mientras que para este año el gobierno proyecta un crecimiento de 3%. En el plano más político, Cristina Kirchner, su principal rival política, enfrenta un oscuro panorama judicial a pesar de la inmunidad que tiene como senadora, lo que de alguna manera la saca de la primera línea. Macri también viene de obtener un enorme triunfo en las legislativas de octubre. Si bien el macrista Cambiemos no tiene mayoría en el Congreso, su bancada aumentó de manera considerable, hecho que le ha permitido lograr acuerdos con el peronismo disidente. Según una encuesta de Management & Fit publicada por Clarín, el 45% desaprueba la labor del mandatario, mientras que el 40% la respalda. En octubre el índice de aprobación era de un 50%.

Pedro Pablo Kuczynski

El Presidente peruano, que recién en julio cumplirá su segundo año en el Palacio Pizarro, atraviesa un momento delicado y de alta complejidad. A pesar de que logró sortear una inminente destitución en el Congreso, el indulto otorgado a Alberto Fujimori a fines de diciembre fue visto por la mayoría como una moneda de cambio para asegurar su continuidad, hecho que indignó a parte importante de la población. Tras esa tormenta, desatada por el caso Odebrecht, PPK ha sido cuestionado de manera permanente. De hecho, este jueves se espera que se discuta una nueva moción de vacancia presidencial, presentada por la izquierda. Al mismo tiempo, las declaraciones de Jorge Barata, el hombre de Odebrecht en Perú y que la semana pasada fue interrogado en Sao Paulo, podrían complicar aún más el futuro del mandatario. Según el diario El Comercio, Kuczynski recibió US$ 300 mil de la constructora brasileña para su campaña de 2011. PPK ha insistido en el mensaje de que su gobierno es “totalmente limpio”, aunque se han cometido “errores”. Pero los peruanos están con poca paciencia. De acuerdo con una encuesta Ipsos, la popularidad del Presidente se sitúa en un 19%, lo que en todo caso, en Perú no está del todo mal.

 

Evo Morales

En la antesala de su visita a Chile, el Presidente boliviano ha insistido en que el mar para Bolivia está cada vez más cerca. Ocurre que el cambio de mando también coincide con el inminente inicio de los alegatos en La Haya a partir del 19 de marzo. Evo Morales ha participado en todas las ceremonias de investidura en Chile desde 2006 en adelante. En su primer viaje como Presidente, en marzo de 2006, el mandatario boliviano fue incluso ovacionado en un encuentro con los movimientos sociales, en el que se gritó “¡Mar para Bolivia!”. Sin embargo, a partir de la demanda en La Haya todo cambió. También pareció cambiar el entusiasmo que en su momento generó Evo entre los bolivianos. A pesar de que en un referendo los bolivianos rechazaron cambiar la Constitución para permitir la tercera reelección del gobernante, finalmente Evo se las arregló para poder postular nuevamente en 2019. De ganar, concretará su cuarto período consecutivo. Ningún otro Presidente boliviano electo en forma democrática logró gobernar por tantos años. Víctor Paz Estenssoro tuvo cuatro períodos y completó 12 años en el poder, pero no de manera consecutiva como Evo.

Juan Manuel Santos

Con el Presidente colombiano ocurre lo de “nadie es profeta en su tierra”. Aunque las encuestas sitúan su aprobación presidencial en un 14%, la comunidad internacional aplaudió de pie el acuerdo de paz que firmó con la guerrilla de las FARC. A pesar de los múltiples obstáculos, hoy la paz es una realidad en Colombia. Galardonado con el Nobel por este esfuerzo, el gobierno de Santos será recordado como el momento en que el grupo rebelde dejó las armas. Y eso no es poco para un país que perdió más de 250 mil vidas en poco más de medio siglo de un sangriento conflicto. Santos llega al cambio de mando en Chile a pocos meses de las elecciones presidenciales de mayo. Según las encuestas, la izquierda y el uribismo lideran las encuestas, lo que no es una buena noticia para el Presidente.

Michel Temer

Ha logrado sortear todos los intentos de impeachment en su contra. De hecho, se pensaba que su gobierno duraría meses tras la destitución de Dilma Rousseff. Pero el mandatario brasileño logró construir una sólida base de apoyo en el Congreso e incluso intentó llevar adelante un proceso de reformas en el ámbito laboral. Temer ha dicho en todos los tonos que no será candidato en las elecciones presidenciales de octubre, en las que Luiz Inácio Lula da Silva, uno de sus enemigos políticos, es el claro favorito. A Temer le quedan nueve meses en el poder y este año ya movió el tablero al ordenar una intervención militar en el estado de Río de Janeiro, para intentar atajar la ola de criminalidad. Según un sondeo de Datafolha, sólo el 6% considera la gestión de Temer como “buena u óptima”.

Enrique Peña Nieto

El jefe de Estado mexicano enfrenta su último año de gobierno, en el que ha debido lidiar con la idea de Donald Trump de construir un muro en la frontera. El manejo inicial que ha tenido EPN en este tema le ha valido sendas críticas entre los mexicanos. Eso sí, su popularidad subió en el último mes, de 19% en febrero a 21% en marzo. Al igual que Santos y Temer, Peña Nieto enfrenta un complejo año electoral. El candidato presidencial del PRI, el ex ministro de Hacienda, José Antonio Meade, no ha logrado entusiasmar aún a la mayoría, por lo que es probable que el oficialismo no continúe en el poder. Entre los mayores cambios que ha logrado el Presidente mexicano figuran la reforma educacional, financiera y energética, lo que no es poco.

Seguir leyendo