Florida investigó a atacante en 2016 y lo calificó como un “adulto vulnerable”

Nikolas Cruz ante una corte, en Fort Lauderdale. Foto: AP

Se abrió una investigación debido a una publicación de Snapchat que mostraba a Nikolas Cruz cortándose los brazos.


Luego de que el FBI señalara que había recibido dos pistas clave acerca del atacante de Florida, Nikolas Cruz, y que falló en el protocolo, ayer se informó que el estado de Florida ya había investigado a Cruz.

Medios locales reportaron que en agosto de 2016, Cruz se cortó los brazos con un cuchillo y dijo que quería comprar un arma y lo mostró en Snapchat. La publicación por parte de Cruz provocó una investigación de la policía de Broward y del Departamento de Servicios para Niños y Familias de Florida (DCF). En el reporte del DCF se calificó a Cruz como “un adulto vulnerable debido a una enfermedad mental” y lo llamó “presunta víctima” de negligencia médica y supervisión inadecuada”. Su madre, Lynda Cruz, le había dicho a los investigadores que a su hijo le habían diagnosticado autismo y trastorno por déficit de atención con hiperactividad, y que los cortes el brazo se debían al quiebre con su novia. La investigación concluyó que Cruz estaba recibiendo atención adecuada de un consejero de salud mental, asistía al colegio y vivía con su madre, y se cerró el caso.

Mientras Nikolas Cruz está a la espera de su juicio, se debate la posibilidad de la pena de muerte. Si bien, el viernes el portavoz de la Fiscalía Estatal de Broward dijo que “era demasiado pronto para hablar de la pena de muerte”, ayer el fiscal de Florida Michael Satz, dijo en un comunicado que “este ciertamente es el tipo de caso para el que se diseñó la pena de muerte. Este fue un asesinato altamenre premeditado”. El jueves los abogados de Cruz señalaron que no impugnarán la culpabilidad del atacante por los cargos de asesinato, sino que se concentrarán en evitar que lo ejecuten.

El Presidente Donald Trump acompañado de la primera dama, Melania Trump, visitó el viernes el Hospital Broward Health North, donde estuvo con las víctimas y elogió al equipo médico y los policías.

Seguir leyendo