Hermana de Meghan Markle protagoniza drama en realeza británica

A la incertidumbre sobre la presencia del padre en el matrimonio, ahora se suman declaraciones de Samantha Markle.


El matrimonio del príncipe Harry y de Meghan Markle no ha estado exento de polémica y drama. A la incertidumbre sobre la presencia del padre de la novia a la ceremonia del sábado, ahora se suman las declaraciones de su mediahermana, Samantha Markle.

La polémica se desató cuando se descubrió que Thomas Markle había contratado a un paparazzi para que le tomara unas fotografías probándose un terno y leyendo información sobre Meghan. Las imágenes las vendió a los medios por US$ 135 mil. Luego, Samantha Markle señaló que Thomas no asistiría al matrimonio por la vergüenza que sintió tras el escándalo de las fotos, que ella instó a que se las tomara.

La mujer de 53 años, que no se encuentra invitada a la boda, conversó con el portal TMZ sobre la preferencia de Meghan de que ella no hable con la prensa. “Si se relaciona con mi vida y con mi padre, existe algo en este país que se llama libertad de expresión. Ella (Meghan) no tiene derechos sobre eso y no me va a decir que no puedo hablar sobre mi vida o la de mi padre cuando es un asunto de autodefensa pública. Los medios nos están vilipendiando. No lo voy a aceptar”, señaló y añadió: “Meghan y yo no tenemos una relación desde el año pasado. Creo que se ha visto torcida por lo que los tabloides han dicho. Meghan no tiene una relación, que yo haya visto, con nadie de la familia”.

A la mujer que fue actriz y también modelo le diagnosticaron en 2008 esclerosis múltiple y ahora se encuentra en silla de ruedas. Según el tabloide The Sun, Samantha, que es hija del primer matrimonio de Thomas, ha señalado que ella crió a Meghan por 12 años cuando vivían en California. Sin embargo, otras fuentes especulan que ellas nunca vivieron juntas. Una fuente dijo al canal E! que Meghan y Samantha pasaron separadas por 17 años y que nunca vivieron en la misma casa.

La primera vez que Samantha ocupó los titulares fue en 2016, cuando le dijo al diario The Sun que su hermana se había fijado en el príncipe Harry porque era ambiciosa y quería convertirse en princesa.

Por otro lado, la prensa británica destacó hoy la llegada a Londres de la madre de Meghan, Doria Ragland. También de distintos familiares de la novia, que no se encuentran invitados a la ceremonia.

Seguir leyendo