Ley para construir carreteras en la Amazonía crea polémica en Perú

Vista aérea de un asentamiento indígena en Ucayali.

La norma fue promulgada días después de la visita del Papa, quien llamó a proteger a los pueblos de la región. Los críticos de la iniciativa aseguran que pone en riesgo el ecosistema y a las comunidades indígenas.


Cuando aún siguen presentes las palabras del Papa Francisco en su visita a Perú, exigiendo la defensa de las comunidades indígenas y del medio ambiente en el país, el Congreso peruano aprobó una ley que permite la construcción de carreteras en la Amazonía y declara el asunto de “interés nacional”, desatando un nuevo foco de conflicto para el gobierno del Presidente Pedro Pablo Kuczynski.

En su paso por Puerto Maldonado, el Pontífice dijo que “probablemente los pueblos originarios amazónicos nunca hayan estado tan amenazados en sus territorios como ahora”, condenando el “neo-extractivismo” y “la presión de los grandes intereses económicos que dirigen su avidez” a los recursos de una zona considerada como un pulmón verde del planeta.

La ley fue una iniciativa del congresista Glider Ushñahua y contó con el respaldo de Fuerza Popular, partido liderado por Keiko Fujimori, con amplia mayoría en el Congreso. El texto “declara de prioridad e interés nacional la construcción de carreteras en zonas de frontera y el mantenimiento de trochas carrozables en el departamento de Ucayali”, limítrofe con Brasil.

Según reveló el diario limeño El Comercio, al explicar las motivaciones que derivaron en la ley, Ushñahua dijo que “la ingente cantidad de recursos con los que cuenta la región no es proporcional a su desarrollo”, y que una de las causas que impide un mayor progreso “es la carencia de vías de comunicación”.

La ley fue rechazada por el Ministerio de Cultura, que expresó o que “existe sólida evidencia de que (las nuevas vías) en la Amazonía fomentan el crecimiento de actividades ilícitas, como el tráfico ilegal de madera, la minería ilegal y el narcotráfico”.

Consultada por La Tercera, la directora de campaña de Perú de la ONG Global Witness, Laura Furones, dijo que “la promulgación de esta ley es una auténtica vergüenza” y “se mofa con sorna” de lo que dijo el Papa en su reciente visita”, además “entra en contradicción directa con los importantes compromisos que ha adquirido Perú en materia de cambio climático”.

Según Furones, “las consecuencias son a todas luces potencialmente catastróficas”. Según ella, “la carretera abre literalmente el camino hacia la deforestación. En este caso en particular, además, algunas de las áreas que se verían afectadas son el hogar de pueblos indígenas que tienen muy poco contacto con el mundo exterior. Forzar dicho contacto diezma estas poblaciones”.

Para el director de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, Pedro Solano, la ley es “tan general (que) podría propiciar el desarrollo de actividades ilegales cuando lo importante es propiciar el desarrollo de la zona de frontera”.

Julia Urrunaga, directora en Perú de la Agencia de Investigación Ambiental, dijo a La Tercera que se trata de “una ley peligrosa, suficientemente vaga y amplia como para permitir cualquier barbaridad” (ver entrevista).

(Para ver en detalle la infografía, haz click aquí o en la imagen)

LT26 Ucayali Peru

Seguir leyendo