Líderes del ELN hablan sobre el quiebre del diálogo con el gobierno de Santos

Tropas del frente “Omar Gómez” del Ejército de Liberación Nacional durante un acto en el departamento del Chocó, en noviembre. Foto: AFP

El Ejecutivo colombiano suspendió el lunes el quinto ciclo de negociaciones tras ataques de esa guerrilla. Ambas partes negociaban en Ecuador un acuerdo de paz para poner fin al último conflicto armado del país.


Bernardo Téllez, comandante del Ejército de Liberación Nacional (ELN): “Esa es la premisa de este gobierno, hacer acuerdos para no cumplirlos”

¿A qué atribuye la ola de violencia que se registró el fin de semana?

Las acciones militares que se han desarrollado el fin de semana están dentro del contexto del conflicto armado. El cese al fuego venció el 9 de enero y por supuesto que las partes iban a seguir desarrollando sus operaciones militares.

¿Cree posible un nuevo cese al fuego en el corto plazo?

Un nuevo cese al fuego bilateral es posible siempre y cuando las partes nos sentemos en la mesa de conversaciones, evaluemos las grandes dificultades que tuvo el cese anterior y sobre esas dificultades buscar superarlas e intentar construir un nuevo acuerdo superior. El gobierno de Santos ha suspendido la instalación del quinto ciclo y mientras más se demore la instalación del quinto ciclo, más se va a demorar la posibilidad de un nuevo acuerdo del cese al fuego.

¿Estima que el escenario electoral pueda afectar el proceso de paz con el ELN?

Obviamente los procesos electorales, por desgracia en nuestro país, han tenido que ver con el conflicto armado. Hay gente, hay políticos que hacen política con la guerra y se aprovechan políticamente del conflicto armado para seguir manteniendo el país en guerra.

¿En qué puntos no ha cumplido el gobierno de Juan Manuel Santos?

El gobierno de Juan Manuel Santos, en cuanto al acuerdo de cese al fuego bilateral temporal nacional, incumplió en varias cosas. El primer incumplimiento fue que inhabilitó el mecanismo de veeduría y verificación cuando dijeron que los alivios humanitarios que debía proporcionar este cese al fuego no permitían que los asesinatos que cometió la fuerza pública, como el caso de Tumaco, no fueran examinados y verificados por ese mecanismo. El segundo incumplimiento fue que ellos desarrollaron operaciones ofensivas en contra de nuestra fuerza. El gobierno ha incumplido casi totalmente los acuerdos que hizo con las Farc, esa es la premisa de este gobierno, hacer acuerdos para no cumplirlos.

¿Considera que se pueda lograr la paz total en Colombia antes de que termine el período de Santos?

Lo que creemos es que antes de que se termine el mandato de Santos se puede avanzar mucho en agenda de conversaciones de tal manera que queden acuerdos lo suficientemente desarrollados. No creemos que con el gobierno de Juan Manuel Santos se pueda lograr un acuerdo final.

Pablo Beltrán, jefe negociador del ELN: “Yo no veo motivo para que haya ni un congelamiento ni una ruptura definitiva”

¿Cómo analiza el anuncio del Presidente Juan Manuel Santos de congelar las negociaciones de paz?

Es una cuestión de doble estándar. Ellos sí pueden mantener operaciones militares ofensivas, pero las nuestras las tenemos que suspender. Les hemos dicho: suspendamos ambos, pactemos un nuevo cese al fuego.

¿El ELN reivindica los tres ataques ocurridos el fin de semana?

Lo que nosotros conocemos es que hubo un ataque en el sur de Bolívar contra una estación de Policía y otro ataque en la capital del Atlántico (…) Eso es lo que conocemos por las publicaciones oficiales que se hacen desde Colombia.

¿Qué relación tienen con los frentes que han reivindicado la autoría?

Nosotros tomamos las declaraciones oficiales de ellos para decir “sí, son autoría de estructuras del ELN”. Esa es la manera como nosotros verificamos. Nosotros no es que le preguntemos a uno u otro frente.

¿El gobierno está poniendo en entredicho la cohesión de mando del ELN?

En absoluto. Cada una de las estructuras tiene sus motivos (para realizar esas acciones). No hubo a partir del 10 de enero (final del cese bilateral) una orden nacional de iniciar una ofensiva, pero tampoco hubo una orden de que no se hicieran respuestas militares donde fuera necesario (…) No estamos a estas alturas con una respuesta de orden nacional, sino de acuerdo a las condiciones de cada parte.

¿Después de las declaraciones de Santos, el proceso de paz está herido de muerte?

En Colombia hay acciones, hay un conflicto, y yo no puedo invocar que porque hubo una u otra acción yo no voy a las reuniones de las conversaciones (…) Las negociaciones dependen de dos. Los problemas los arreglamos hablando.

El Presidente Santos les acusa de “falta de coherencia”…

Lo mismo podría decir yo (del gobierno). No había acabado el cese y ya el ministro de Defensa estaba diciendo “si el ELN no prorroga el cese va a haber una ofensiva militar de grandes dimensiones”. Eso es amenaza. ¿Qué voluntad política es esa? Con amenazas no funciona el ELN.

¿Gobierno y ELN están eludiendo la carga del eventual fracaso del proceso?

Yo no veo motivo para que haya ni un congelamiento ni una ruptura definitiva. En mi caso, el mandato que yo tengo es que pese a todas las dificultades que haya, hay que persistir y no hay que levantarse de la mesa.

Seguir leyendo