Los desafíos que enfrentará Merkel en un cuarto mandato

En esta combinación de fotos la canciller Angela Merkel encabeza la reunión semanal de gabinete de su gobierno en Berlín. Foto: AP

La canciller alemana se someterá hoy al voto del Bundestag para ser investida tras 12 años en el cargo.


La líder alemana Angela Merkel será reelecta hoy por cuarta vez en el Parlamento como canciller de la mayor potencia europea. Con esta acción se pondrá fin al período más largo que debió enfrentar Alemania sin un nuevo gobierno después de las elecciones de septiembre del año pasado. Fueron seis meses de intensas negociaciones luego de que la gobernante alemana ganara las elecciones, pero no lograra mayoría suficiente para formar gobierno. Aquello significó el peor resultado para su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU) desde 1949. En los comicios, cerca de un millón de votos se dirigieron a la extrema derecha, con lo que Merkel quedó muy debilitada.

Pero la coalición con los socialdemócratas del SPD vio finalmente la luz y el Presidente alemán Frank-Walter Steinmeier, ya pidió hace unas semanas por escrito el voto del Bundestag al gobierno de gran coalición liderado por Merkel.

Con la vía pavimentada para un nuevo mandato, Merkel enfrenta ahora complejos desafíos. Gero Neugebauer, politólogo de la Universidad de Berlín, dice a La Tercera que son varios los retos a los que la canciller deberá hacer frente.

Por un lado, tendrá que ser partícipe de la discusión sobre su sucesor, la cual deberá iniciarse en uno o dos años. Además, el propio contrato de la gran coalición incluye una cláusula de revisión a los dos años de comienzo de la legislatura. En esa línea, deberá enfrentarse a la estabilidad social de la sociedad alemana, y a uno de los temas que tuvo los mayores obstáculos durante las negociaciones: la crisis de refugiados, materia que ha polarizado al país. En septiembre de 2015, ante la creciente llegada de inmigrantes a Europa, Merkel decidió abrir las puertas de su país a 900 mil solicitantes de asilo, una medida que la hizo perder popularidad y generó un auge de los populistas de derecha.

En materia internacional, junto con Emmanuel Macron, tendrá que asumir el fortalecimiento de la eurozona y la mayor integración del bloque europeo, mientras que en el ámbito económico, uno de los mayores desafíos son los aranceles impuestos por Donald Trump a las importaciones de acero y aluminio, que amenazan a Alemania, la principal exportadora de Europa. Además de las amenazas de impuestos a los fabricantes de automóviles alemanes.

Por otro lado, la relación con Rusia por la crisis en el este de Ucrania, y con Turquía por su interés de ingresar a la UE , son temas que la canciller deberá seguir enfrentando.

Pero Angela Merkel ha dicho que se siente preparada para éstos y otros desafíos, en el que será su cuarto mandato, con lo que completaría 16 años al frente de Alemania. “Es hora de ponerse a trabajar”, dijo Merkel el lunes, fiel a su estilo.

Seguir leyendo