Michael Wolff, el hombre que remece a Donald Trump

El autor del libro que desató una tormenta en la Casa Blanca, ha construido su carrera en base a un estilo que denomina como “mosca en la pared” del poder.


“¿A quién envío la caja de bombones?”. Eligiendo un tono sarcástico, Michael Wolff, el autor del libro Fire and Fury: inside the Trump White House, respondió a quienes desacreditan la obra que lo convirtió en celebridad, por el brutal retrato que hace de Donald Trump, quien -según el texto- es apuntado por sus colaboradores como un “niño”, un “imbécil” e “idiota” que no tiene condiciones para conducir a Estados Unidos.

El libro apunta a convertirse en uno de los best seller del año. Y su salida a la venta, prevista inicialmente para el martes, se produjo hoy de manera anticipada debido a una “demanda sin precedentes”, provocando largas filas de personas que desafiaron las temperaturas bajo de cero de ciudades como Washington y Nueva York para comprar un ejemplar.

Mientras la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que el libro está “repleto de falsedades”, Trump dijo que “autoricé un acceso igual a cero a la Casa Blanca (realmente lo rechacé muchas veces) al autor del libro falso. Nunca hablé con él por el libro. Está lleno de mentiras, falsas representaciones y fuentes que no existen”.

Sin embargo, Wolff aseguró en una entrevista con el programa Today de la cadena NBC, que “hablé con el Presidente. Si se dio cuenta de que era una entrevista o no, no lo sé, pero ciertamente no fue extraoficial”.

En 2004, el periodista de 64 años fue descrito como “en parte un editorialista, en parte un psicoterapeuta, en parte un antropólogo social que invita a los lectores a ser una mosca en la pared en el círculo íntimo de los magnates”. Y precisamente esa “mosca” fue lo que él encarnó durante 18 meses, en los que rondó el entorno político del actual mandatario, desde la campaña electoral hasta la Casa Blanca, entrevistando a “más de 200 personas”, incluyendo al Presidente y varios de sus colaboradores más cercanos. Wolff logró entrevistar a Trump en junio de 2016 y luego de su triunfo electoral pidió tener acceso a la Casa Blanca, donde fue un testigo privilegiado.

Con un estilo narrativo, basado en conversaciones o fuentes indirectas, Wolff se instaló hace muchos años en Nueva York. Columnista en publicaciones como New York magazine y la revista Vanity Fair, también ganó varios prestigiosos premios nacionales por su labor periodística.

Según la cadena BBC, “su estilo está típicamente centrado en permitir al lector una mirada desde adentro de un asunto, en general en los medios y los magnates que están detrás de ellos”. The New York Times tilda sus columnas de cáusticas y destaca su olfato para chismes de primera clase.

Hasta ahora, su libro más conocido era The man who owns the news, de 2008, dedicado al magnate de los medios de comunicación, Rupert Murdoch. De hecho, el dueño de la cadena Fox no quedó complacido con la biografía escrita por Wolff.

Hijo de un ejecutivo publicitario y una periodista, Wolff creció en los suburbios de Nueva Jersey y comenzó su carrera a temprana edad en The New York Times, repartiendo a los distintos subeditores los artículos escritos por los periodistas. Además de columnista, ocupó también cargos ejecutivos en varios medios e incluso intentó adquirir la New York magazine con otros socios, entre ellos el productor de cine Harvey Weinstein.

Además de las acusaciones de que su libro sobre Trump está lleno de “falsedades” y a la amenaza de tener que enfrentar procesos por difamación e invasión de la vida privada hecha por los abogados del Presidente, Wolff es criticado por su supuesta falta de rigurosidad.

En 2008, el columnista del New York Times, David Carr, dijo al revisar un libro de Wolff que “aunque puede saberlo todo, se equivoca” y apuntó a un error del periodista al decir que CNN había informado sobre una acusación sexual contra Trump cuando el que lo había hecho era el sitio BuzzFeed News.

Sin embargo, el ex asesor de Trump, Steve Bannon, no ha cuestionado el contenido del libro, pese al alto costo que le ha generado por sus fuertes dichos.
Además, Wolff recibió el apoyo de Janice Min, ex editora de The Hollywood Reporter, y de Graydon Carter, ex editor de Wolff en la revista Vanity Fair.

Min aseguró a través de Twitter haber estado en la cena que Wolff cita en su libro y donde describe una conversación entre Steve Bannon, y el fallecido ex presidente de Fox News, Roger Ailes. “Cada palabra que he visto en el libro es absolutamente precisa”, dijo.

En declaraciones al Times, Carter aseguró que no le sorprendía que Wolff escribiera “un libro entretenido”. En tanto, destacó que “el misterio es por qué la Casa Blanca lo dejó pasar por la puerta”.

Seguir leyendo