Oxfam revela informe interno que detalla abusos sexuales

La ONG británica publicó hoy su informe de la investigación de 2011 para cerrar el escándalo que la tiene contra las cuerdas. Tres empleados de Oxfam “amenazaron y agredieron físicamente” a un testigo para que no los delatara durante las pesquisas.


El 12 de julio de 2011, un trabajador de Oxfam Latinoamérica envió un correo electrónico a la sede central de esta ONG en Londres para advertir sobre las malas prácticas del equipo que se había desplazado a Haití tras el terremoto de 2010. El mensaje explicaba que miembros de la misión humanitaria habían contratado prostitutas en las residencias de la organización y tenían conductas sexualmente inadecuadas con miembros del personal. En ese momento se decidió enviar un equipo especial al país caribeño para investigar la situación y hoy, tras el escándalo generado por diversos casos de abusos, la ONG hizo público el informe interno derivado de la investigación.

Según el informe, tres empleados de Oxfam “intimidaron y amenazaron físicamente” a un compañero para que no los delatara en la investigación que se estaba llevando a cabo en Haití tras los hechos denunciados en 2011. Y no solo eso, sino que el documento de 11 páginas también explica que las personas investigadas utilizaron material informático de Oxfam Reino Unido para acceder a “contenidos pornográficos e ilegales”.

La organización hizo público el informe una semana después de que el diario británico The Sunday Times revelara que trabajadores de la ONG contrataron prostitutas y en algunas ocasiones realizaron orgías en las habitaciones pagadas por la misma organización. Aunque el informe no contiene nombres, queda claro que entre los acusados hay personal de todos los niveles de responsabilidad, desde el director hasta los auxiliares.

Además, el informe también detalla la reacción de los responsables de la organización cuando les llegó el correo electrónico en el que se denunciaban los abusos. Entonces enviaron a tres personas a entrevistar a unos 40 testigos y pactaron con el director, Rolan Van Hauwermeiren, acusado por abuso sexual, una “salida digna” en el plazo de un mes. Hauwermeiren admitió ante sus superiores que había contratado prostitutas en la casona alquilada por la ONG, una de las pocas que quedaron en pie en Puerto Príncipe tras el devastador terremoto que mató a más de 200.000 personas.

Ahora, el director de la misión también está acusado de “negligencia e incapacidad de proteger al personal, sobre todo el femenino”. Sin embargo, el documento interno no hace ninguna referencia ni a las orgías, ni a la naturaleza del dinero (privado o de la organización) con el que se pagaron los servicios sexuales en un país que, además, prohibe la prostitución. Tampoco se aclara si hubo o no participación de menores.

Condena de May

Según el informe, siete empleados dejaron la ONG tras la investigación interna. En un comunicado, Oxfam explica que decidieron publicar la investigación interna porque quieren “ser tan transparentes” como puedan sobre las decisiones que toman y asumen “la pérdida de confianza” que todo esto ha provocado. Oxfam también dijo que se disculpó con el gobierno haitiano y se ofreció a ayudar a las mujeres afectadas.

En el documento interno que se elaboró tras la investigación de 2011, Oxfam revela 13 puntos en los que la ONG debía mejorar y redactó un amplio esquema de 18 medidas para acabar con cualquier tipo de agresión o acoso sexual.

La semana pasada Van Hawermeiren dijo en una carta enviada a los medios belgas que nunca organizó orgías con prostitutas. Sin embargo, la haitiana Mikelange Gabou explicó a The Times que tuvo una relación con Van Hauwermeiren cuando ella tenía 16 años y él 61. Según su testimonio, el belga le dio dinero y pañales para su bebé y aseguró que el ex director “invitaba a mujeres a su casa y les daba dinero”.

Con todo, la premier británica, Theresa May, calificó de “horrible” el comportamiento de los trabajadores involucrados en el escándalo de Haití.

Seguir leyendo