Stephen Lendman, escritor y columnista estadounidense: “La política exterior estadounidense cambiará para peor con Pompeo”

Mike Pompeo. Foto: Reuters

Para el analista, el ex director de la CIA es mucho más duro que su antecesor en la secretaría de Estado.


Stephen Lendman es un escritor y columnista estadounidense. Ha publicado varios libros en los que critica el rol de Wall Street. El último Flashpoint in Ukraine: How the US Drive for Hegemony Risks World War III, trata sobre la crisis en el este de Ucrania. En conversación con La Tercera analiza la salida de Rex Tillerson.

¿Qué hay detrás del despido de Rex Tillerson como secretario de Estado?

Lo primero que hay que decir es la poco ceremoniosa forma de anunciarlo, que fue a través de un tuit de Trump. Esa no es la forma en que se hacen las cosas, al margen si te cae bien o mal alguien. Trump y Tillerson tenían desacuerdos en grandes temas. Uno de ellos tiene que ver con Corea del Norte. Ahora la administración Trump está dispuesta a tener una cumbre con Kim Jong Un, pero hasta hace unos meses Trump hablaba de destruir Corea del Norte. Nadie espera que salga mucho de ese encuentro, pero hay que esperar a ver qué pasa. Tillerson era más diplomático y Trump era de una línea más dura. Un tema importante es que Trump realmente ha delegado las medidas políticas a los funcionarios de línea dura, como el secretario de Defensa, (Jim) Mattis, el asesor de seguridad nacional, (H.R.) McMaster. Estas personas son las que están tomando las decisiones sobre la política exterior, (el jefe del Estado Mayor Conjunto) general (Joseph) Dunford también ha estado involucrado. Hemos visto esto: Tillerson era el jefe de la diplomacia estadounidense, pero no era tratado como tal. Él ha hecho comentarios que cuando estaba al mando de Exxon Mobil era quien tomaba las decisiones, pero ahora él no toma decisiones, las decisiones se toman a su alrededor, a sus espaldas, no sé cómo no se fue antes.

Además de Corea del Norte, ¿cuáles otros temas provocaban tensión entre ambos?

Irán provocó grandes desacuerdos. Tillerson no quería sabotear el acuerdo nuclear y hacerle cambios, quería mantenerlo intacto; Trump quería sabotearlo. Hay que recordar la cita atribuida a Tillerson de que Trump era un “imbécil” y cuando se le preguntó, no dijo que lo había dicho, pero no lo negó. Lo que escuché es que Trump estaba furioso por eso.

Trump nominó a Mike Pompeo como secretario de Estado. ¿Cómo cambiará la política exterior de Estados Unidos bajo su dirección?

Va a cambiar para peor. Mike Pompeo es de una línea muy dura. Es hostil hacia Corea del Norte, Irán, Rusia y China. Es la persona equivocada para convertirlo en el jefe de la diplomacia estadounidense. Es un guerrero, un radical de extrema derecha, no es un progresista, de acuerdo a mis estándares. Tillerson era un hombre de negocios, no sabía mucho más de diplomacia, aunque te puedes rodear de las personas correctas, pero Pompeo es de una línea dura.

¿Qué refleja este nuevo despido de la particular situación que se vive en la Casa Blanca?

Hay muchos cambios en la administración. Lo que es inusual es que un secretario de Estado deje su puesto después de 14 meses. La mayoría de los cambios en el gobierno estadounidense llegan después de que un mandato ha terminado y se va a un segundo período. Así fue que Hillary Clinton dejó de ser la secretaria de Estado después de cuatro años y John Kerry la reemplazó. Es muy inusual ver tantos cambios de manera tan rápida.

Seguir leyendo