Trump y Kim alistan histórica cumbre para poner fin a tensión nuclear

El líder norcoreano Kim Jong Un junto a la delegación surcoreana en Pyongyang.

Líder norcoreano envió invitación al mandatario de EE.UU. a través de comitiva surcoreana . Cita será en mayo. Trump celebró los “grandes progresos” con Pyongyang, pero dijo que por el momento mantendrá sanciones.


Minutos antes de las 19.00 horas de ayer, en Washington, el Presidente de EE.UU., Donald Trump, se acercó de manera imprevista a un grupo de periodistas que se encontraba en la Casa Blanca. En medio de la sorpresa de los comunicadores, el mandatario les informó que, “en unas horas más”, Corea del Sur iba a realizar un “gran anuncio”.

Durante la tarde de ayer, el mandatario norteamericano se había reunido con una delegación diplomática surcoreana y había trascendido que la comitiva de Seúl, que el martes pasado se reunió en Pyongyang con Kim Jong Un, le había entregado a Trump una carta enviada por el gobernante norcoreano.

Las expectativas eran altas. Seúl ya había dado a conocer las intenciones de Pyongyang de reunirse con Washington en busca de la desnuclearización y de normalizar las relaciones mediante un acercamiento diplomático, tras un año en que aumentaron las tensiones por las pruebas nucleares y balísticas norcoreanas y por las declaraciones cruzadas entre Trump y Kim.

Pasadas las 21.00, el asesor de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-Yong, habló sobre la reunión con Trump ante los medios de comunicación afuera de la Casa Blanca. Señaló que, en la cita en Norcorea del martes, Kim había manifestado su “interés en encontrarse con el Presidente Trump tan pronto como sea posible” y que el mandatario de EE.UU. aceptó la cita.

“El Presidente Trump dijo que se reuniría con Kim Jong Un en mayo para lograr una desnuclearización permanente”, declaró Chung, agregando que le dijo al mandatario “ que en nuestro encuentro, el líder norcoreano Kim Jong-Un manifestó que estaba comprometido con la desnuclearización (…). Prometió que Corea del Norte se abstendrá de cualquier nueva prueba nuclear o de misiles”.

El diplomático, no obstante, no indicó dónde sería la reunión entre Trump y Kim. Más tarde, la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders dijo que la cita se llevará a cabo “en un lugar y fecha por determinarse”. Washington, acentuó la portavoz, desea “la desnuclearización de Corea del Norte. En tanto, todas las sanciones y la máxima presión deben continuar”.

Trump, a través de su cuenta en la red social Twitter, recalcó que, según lo que le dijeron los representantes surcoreanos, Kim “conversó sobre la desnuclearización, no solo de un congelamiento” de su programa nuclear, y saludó los “grandes progresos” que se están haciendo para que Corea del Norte termine con su plan.

De concretarse, el futuro encuentro será histórico, pues nunca antes se ha reunido un mandatario de Estados Unidos con su par de Corea del Norte.

Según consigna la agencia Reuters, los asesores de Trump han sido cautelosos sobre estos acercamientos diplomáticos norcoreanos, debido a su historial de incumplimiento de los compromisos internacionales.

Reacciones

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, dio la bienvenida al “cambio” en la postura norcoreana y a su voluntad de dialogar con EE.UU. y suspender sus programas armamentísticos.

“Valoro el cambio de Corea del Norte a la hora de ofrecer una reunión para hablar sobre la desnuclearización. Esto es resultado de la elevada presión que hemos aplicado Japón, Estados Unidos, Corea del Sur y el resto de la comunidad internacional”, dijo Abe en declaraciones a los medios tras comunicarse telefónicamente con Donald Trump.

Por su parte, el congresista republicano Luke Messer reclamó el Premio Nobel de la Paz para Trump en caso de que Corea del Norte inicie su proceso de desnuclearización. “Si las conversaciones con Corea del Norte llevan a una acción concreta, el Presidente Trump debería estar bien encaminado hacia su propio Premio Nobel de la Paz”.

Según Messer, Obama “recibió el Premio Nobel de la Paz en 2009 por ser un candidato presidencial encantador”.

Seguir leyendo