5 recomendaciones para prevenir el contagio de la fiebre amarilla

Cientos de personas esperan en las afueras del vacunatorio de la clínica UC, para ser atendidas y vacunadas contra la fiebre amarilla. FOTO: HANS SCOTT / AGENCIAUNO
Cientos de personas esperan en las afueras del vacunatorio de la clínica UC, para ser atendidas y vacunadas contra la fiebre amarilla. FOTO: HANS SCOTT / AGENCIAUNO

Además de la vacuna, existen otras medidas que pueden ayudar a la prevención de contagio de la enfermedad. Sin embargo, la inyección es la forma de prevención más importante y segura para aquellos que viajen a Brasil.


El brote de fiebre amarilla en Brasil alertó a las autoridades sanitarias en Chile, quienes realizaron un operativo de prevención para aquellos que tenían como destino turístico el país carioca, específicamente a los estados de las regiones centro-oeste y norte de Brasil: Minas Gerais, Río de Janeiro, Espírito Santo y Maranhão; además de partes de los estados de la región sur, como Bahía y Piauí.

Como método de prevención, se dispuso de una vacuna que, rápidamente, fue quedando sin stock. Al respecto, existen una serie de recomendaciones para evitar el contagio de la enfermedad, que ya cobró a su primera víctima fatal a nivel nacional.

¿Qué hacer si viajo a Brasil?

La fiebre amarilla es una infección viral que se transmite por la picadura de un mosquito previamente infectado, cuyo período de incubación es de entre tres y seis días. Los síntomas pueden ser fiebre, dolores musculares, náuseas, cefalea, cansancio, ictericia y vómitos.

Además, el mosquito no solo puede transmitir la fiebre amarilla, sino que otras enfermedades como zika, dengue y chikungunya. 

      1. Vacunación

La recomendación de expertos es a inocularse 10 días antes de viajar a Brasil. Aquellos que sufran de problemas inmunológicos, mayores de 60 años y embarazadas deben consultar con médicos antes de aplicarla.

      2. Repelente con ingrediente DEET

El DEET (N, N-Dietil-meta-toluamida) es el componente más habitual de los repelentes. Fue desarrollado por el ejército estadounidense para sus soldados en la Segunda Guerra Mundial, pero no fue hasta 1957 que su uso se extendió a toda la población.

La aplicación de repelente debe ser varias veces al día, evitando las zonas en donde puedan haber heridas. Se recomienda comprarlo al momento de llegar al país de destino, ya que tienen los componentes necesarios para cada tipo de mosquito.

     3. Vestimenta adecuada

Con el fin de evitar picaduras, se recomienda usar prendas de color claro que cubran los brazos y piernas.

     4. Evitar dejar rastros de agua

Los mosquitos se crían en lugares húmedos o en sectores donde el agua está estancada, por lo que es importante tapar todos los posibles focos como estanques, piscinas y macetas.

     5. Acudir a centros de asistencia en caso de presentar algún síntoma

Luego de haber llegado a destino, si se presenta cualquiera de los síntomas asociados a la fiebre amarilla, zika, dengue o chikungunya como fiebre, irritación de la piel, dolores musculares o cefaleas, es necesario ir a un centro asistencial de inmediato. 

Ante cualquier duda, el llamado es a ingresar al sitio del Ministerio de Salud o llamar a Salud Responde (marcando el 600 360 77 77).

Seguir leyendo