Acusaciones por Operación Huracán: Carabineros ordena sumario aunque defiende diligencias realizadas

Autor: C.Batarce

En el marco de la investigación por presunta manipulación de pruebas, el general Gonzalo Blu salió a defender a la institución, asegurando que las pericias se desarrollaron en el marco de la legalidad.


Un sumario administrativo ordenó la alta dirección de Carabineros tras las acusaciones de manipulación de pruebas que han recibido en el marco de la denominada “Operación Huracán”.

Eso sí, tal como expresó el general de la Dirección Nacional de Inteligencia Gonzalo Blu, se mostraron extrañados ante la determinación del Ministerio Público de no perseverar en la investigación y cerrar el caso.

“Me extraña mucho que la determinación de no perseverar haya sido declarada públicamente, luego de que un fiscal de La Araucanía presentara una querella por los antecedentes que nosotros pusimos a disposición del Ministerio Público y que le podría afectar personalmente”, sostuvo.

Asimismo, indicó que “llama la atención que la mencionada querella esté basada en un documento transmitido en carácter de secreto a la Fiscalía Nacional”.

A pesar de ello, se informó la determinación de ordenar un sumario administrativo, a cargo del general subdirector, “para esclarecer las controversias que se han hecho públicas”.

En cuanto a las pericias realizadas, el general aseveró que estas “se efectuaron en primera instancia con la autorización legal de un ministro de la Corte de Apelaciones de Temuco, quien precisamente realiza el control de la legalidad de las medidas”.

En el mismo sentido, hizo presente que en el mes de mayo, cuatro meses antes de que se efectuaran las detenciones de los imputados, se transmitieron verbalmente a la Fiscalía antecedentes de inteligencia que, una vez analizados, “ellos mismos solicitaron a Carabineros la liberación y entrega de esta información para los efectos de iniciar la persecución penal“, la que fue entregada en septiembre vía oficio.

Con los antecedentes, como expuso Blu, el ente persecutor habría tenido la convicción de requerir órdenes de detención en contra de 10 de las 17 personas individualizadas.

En cuanto a los elementos telefónicos incautados y analizados, el general sostuvo que “esto se realizó conforme a las instrucciones, supervisión, control y dirección de la Fsicalía de Alta Complejidad y de la unidad especializada de lavado de dineros, delitos económicos y Crimen Organizado de la Fiscalía Nacional”.

“Por eso, insisto, nuestra investigación fue y está amparada en la legislación vigente. Las declaraciones realizadas en el día de ayer y contenidas en la presentación de no perseverar colocan en tela de juicio las decisiones y control jurisdiccional realizados en esa oportunidad. No solo eso queda en duda, sino que es preocupante que una investigación de ocho meses se pretenda cerrar con otra de tres semanas y más aun quedando una veintena de diligencias pendientes (…) Carabineros, al igual que la Fiscalía, tuvo la convicción de que los antecedentes tenidos a la vista fueron lo suficientemente sólidos para solicitar la detención y posterior formalización de los imputados. Nosotros mantenemos inalterables la convicción respecto de la seriedad de los antecedentes que involucran a los imputados“, subrayó.

Seguir leyendo