Arma usada en toma de rehenes también habría sido utilizada en atraco en Tirúa

Pericias a Caja de Compensacion Los Héroes, de Galvarino. Fotgo: Aton

Fiscalía investiga si banda que protagonizó asalto en caja de compensación en Galvarino también actuó en el Biobío.


Uno de los principales elementos que llamó la atención de la policía en el asalto con toma de rehenes, perpetrado el martes a una caja de compensación de la localidad de Galvarino, Región de La Araucanía, fue el armamento que utilizaron los delincuentes. Se trató de dos subametralladoras checoslovacas, fabricadas en la década de los 40 y de difícil acceso en Chile. Por esto, aclarar el origen de las armas es uno de los puntos clave que busca dilucidar el Ministerio Público.

En esta línea, este miércoles efectivos policiales trabajaron en determinar si es que estas ametralladoras habían sido utilizadas en otros asaltos en el sector. Durante la tarde, se encontró una coincidencia: en un atraco ocurrido a un minimarket en Tirúa, Región del Biobío, el 1 de enero pasado, se pudo apreciar el mismo armamento. Ahí, los delincuentes obtuvieron un botín de $ 8 millones.

Por esto es que la Fiscalía de Temuco se comunicará con su par de Cañete para compartir información y así obtener mayores antecedentes de la banda que está tras estos hechos.

Luego del asalto del martes, en que participaron cinco personas, fueron detenidos Víctor Llanquileo, cuya familia está vinculada a la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), y José Cáceres Salamanca, quien ha sido detenido por participar en manifestaciones.

El jefe de Zona de La Araucanía, general de Carabineros Andrés Gallegos, indicó que “fue un hecho delictual gravísimo, donde se incautaron dos subametralladoras de fabricación checoslovaca, calibre nueve milímetros. Es un armamento de guerra de una capacidad de disparos muy importante. Se está periciando todo el armamento y todo lo incautado”.

En tanto, se decidió ampliar el plazo de detención de Llanquileo y Cáceres. Este último está internado en el Hospital Regional de Temuco, luego de resultar herido en el enfrentamiento con Carabineros.

La formalización de la investigación quedó fijada para el próximo viernes.

“Se cumplieron todos los elementos para acreditar los delitos que se están investigando que, en este caso son un robo con violencia calificado, ya que hubo retención de personas. Además, se investiga homicidio frustrado a carabineros en servicio y dos delitos relacionados con la Ley de Control de Armas, específicamente la tenencia ilegal de un arma prohibida y municiones”, señaló el fiscal de Alta Complejidad de La Araucanía, Luis Torres.

El persecutor dijo, además, que “Carabineros tiene instrucciones para ubicar al resto de la banda, así como acreditar las pruebas que vinculan a los detenidos con el ilícito”.

Vania Parodi, abogada de Llanquileo, señaló que “los testigos presenciales que habrían estado dentro de la caja de compensación son bastante vagos en las descripciones”.

Seguir leyendo