Atentados a iglesias marcan víspera de la visita del Papa a Temuco

Dos recintos fueron incendiados casi simultáneamente en la madrugada de ayer, mientras que la noche de este martes ardió otro templo y una escuela.


Una cruz de madera próxima a los restos humeantes de lo que solía ser un templo católico. Eso quedó de una capilla ubicada en el sector de Río Negro y que resultó destruida por efecto un ataque incendiario, ocurrido en la madrugada de ayer en La Araucanía. Los autores lograron evadir la presencia de cerca de 4 mil efectivos de Carabineros dispuestos en la Novena Región con motivo de la visita que hoy realizará el Papa Francisco.

Los atentados a los templos en la zona han sido un fenómeno que apareció en 2015 y que tuvo su apogeo en 2016, con 18 ataques. Si bien el año pasado el número de estos hechos había disminuido a ocho, entre las autoridades se había conversado que estos recintos podrían ser objeto de un incendio intencional en los días previos al arribo del Pontífice.

Esa posibilidad se concretó a la 1.30 de ayer, cuando Carabineros recibió el llamado de un particular indicando que la capilla Santa Juana, ubicada en el sector de Alto Can Can, kilómetro 6 de la ruta que une Cunco con Melipeuco, estaba siendo consumida por las llamas. Al lugar llegó personal de Bomberos, que constató la destrucción. Allí se encontró un lienzo de nylon que tenía un mensaje rayado con letras rojas. Hasta ayer, no obstante, aún no se podía saber su contenido, pues este también fue alcanzado por el fuego.

Ocho minutos después de la primera alerta, y a través de un carro que hacía un recorrido nocturno, Carabineros de Cunco se enteró de que a solo 3 km del primer atentado, otro recinto religioso también estaba incendiándose. Esta vez se trataba de la capilla de Río Bueno, que resultó consumida en el siniestro. Allí no se encontraron panfletos que reivindicaran el atentado.

Y mientras todo esto ocurría, a las 1.34 el sacerdote Sergio Ruiz, encargado de las capillas y parroquias de Cunco y Villa Gracía, recibió un llamado alertando que iban a quemar una tercera iglesia, por lo que Carabineros dispuso de puntos fijos en el resto de los templos de la zona.

Al lugar llegó el fiscal Luis Arroyo, jefe de la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía de La Araucanía. El persecutor indicó que “se está trabajando con la PDI en el levantamiento de la evidencia que nos pueda dar algún dato, o antecedentes que nos permitan trabajar con eso. Del mismo modo, se están empadronando testigos”. Durante la mañana, el fiscal realizó un sobrevuelo de la zona en busca de nuevos antecedentes que posibiliten avanzar en la indagación.

En tanto, el edil de Cunco, Alfonso Coke, dijo que “sabemos que buscan empañar la visita del Papa a la región. Hay muchos carabineros en todos los sectores, pero justo donde pasan estos hechos no había. Es lamentable”.

Por su parte, el sacerdote Sergio Ruiz señaló que, “de la tristeza que esto provoca, sacamos la fortaleza y el amor de Dios. Nos pueden quemar los templos, pero nuestra fe no se va a quemar, se va a fortalecer”.

El general jefe de la Novena Zona de Carabineros, Andrés Gallegos, indicó que “se entiende que es imposible dar seguridad a cada capilla, pero por cierto que hay una vigilancia especial y se trata de minimizar al máximo los riesgos de daños a las iglesias”.

Últimos preparativos

Ayer los principales puntos de Temuco y las zonas que recorrerá el Papamóvil estuvieron prácticamente copados por Carabineros. Desde las 7.00 se instalaron centenares de uniformados en los 3,5 kilómetros que el Pontífice recorrerá en la Novena Región y realizaron un ensayo general del operativo de seguridad que se montará para hoy.

Así, fue posible apreciar que los efectivos crearon una barrera humana que en algunos tramos estuvo reforzada por sogas.

Respecto del resguardo de la base aérea Maquehue, lugar en que el Papa realizará una masiva misa a partir de las 10.30, el escenario no fue distinto. Desde el 18 de diciembre opera allí una subcomisaría temporal. La unidad cuenta con vehículos de doble tracción, cuadrimotos y patrullaje aéreo, a través de helicópteros y drones.

De acuerdo a lo señalado por el capitán Juan Díaz Huichalao, subcomisario de esta unidad, con la dotación de efectivos destinados a La Araucanía “alcanza para cubrir todos los puntos de vigilancia en plenitud, y así operar y brindar la seguridad necesaria, tanto para el Papa, donde se realizará la misa, como para el sector de parcelas, donde se reunirá la gran cantidad de público”.

La noche de este martes, en tanto, en el sector de San Andrés, en Collipulli, un tercer templo y una escuela fueron quemados. En el lugar fue hallado un panfleto alusivo a la causa mapuche.

Gloria Naveillán, secretaria ejecutiva de los agricultores de Victoria-Malleco, tildó de “inaceptable” que, “con el enorme movimiento de Carabineros” en la región, “sucedan estas cosas. Nos preocupa tremendamente”.

Seguir leyendo