Ola de calor complica combate de incendios forestales en La Araucanía

La mañana de este miércoles se inició un siniestro que abarcó más de 250 hectáreas en la Región de La Araucanía. Foto: Aton

Incendio registrado en Ercilla es el foco más grande de este año en esa región con 1.775 hectáreas consumidas, sumándose dos focos más en Angol y Traiguén.


La ola de calor que afecta al país desde este miércoles y que se prolongará hasta este viernes, complicó el combate del fuego en La Araucanía, donde se declaró alerta amarilla por tres focos de incendios que se generaron este miércoles. El más importante en magnitud es el incendio que afecta al predio de la familia del empresario agrícola René Urban en Ercilla, y que según Conaf ya habría consumido 1.775 hectáreas. Este incendio de avance rápido y con generación de pavesas, amenaza la vegetación y la visibilidad de la Ruta 5 Sur y centros poblados a distancia. En el siniestro trabajan 10 brigadas, un avión, y siete helicópteros, incluido un Chinook.

“Hemos declarado alerta amarilla a la provincia de Malleco. El que tiene mayor concentración y superficie es el del sector Collico, al norte de Ercilla, donde traspasó la Ruta 5. Afortunadamente estamos contando con bastante apoyo, nos ayuda la Conaf, varias compañías de bomberos, Bosques Cautín, Forestal Arauco, Forestal Mininco con distintas aeronaves y helicópteros”, dijo David Jouannet, director de Conaf La Araucanía.

Según informó Carabineros, el fuego provocó el corte de la Ruta 5 en ambos sentidos entre el km 585 al 609, y un camión de bomberos fue alcanzado por las llamas resultando un bombero lesionado, por lo que fue trasladado a Victoria.

Conaf informó que además del incendio en Ercilla, se generaron otros dos focos menores en Angol (sector San Juan) donde se quemaron 50 hectáreas, con cercanía a zonas pobladas, y en Traiguén (sector El Álamo) donde hubo 30 hectáreas consumidas. En el combate de los tres focos, CMPC dispuso de 800 brigadistas, el megahelicóptero Chinook, 8 helicópteros y 11 aviones.

Riesgo en VII y VIII Región

Hasta 35 grados de temperatura podrían marcar los termómetros en los sectores de valle y precordillera de las regiones de El Maule y Biobío, según la alerta meteorológica oficial.

Estas temperaturas, por sobre el umbral de 33° y que se extienden por tres días seguidos (hasta mañana viernes), conforman la primera ola de calor del año en ambas regiones, obligando a los municipios y al sistema de protección civil a extremar medidas. “Hasta ahora habíamos tenido pulsos de aire frío que venían del sur, atenuando las temperaturas, pero ahora el anticiclón se volvió a fortalecer, generando estos aumentos térmicos y el incremento de la velocidad del viento, factores propicios para la propagación del fuego”, explica Arnaldo Zúñiga, jefe de Difusión de la Dirección Meteorológica.

Zúñiga agrega que las comunas más afectadas por estos peaks anormales de temperatura serán Chillán e interiores en Biobío, y Curicó en El Maule. “Al tener varios días con altas temperaturas, la humedad del combustible fino muerto, es decir de los pastizales y matorrales, disminuye. Por lo tanto, las probabilidades de ignición y propagación aumenta y pone en alerta a todo el sistema de protección civil”, precisa Pablo Lobos, gerente de Protección Contra Incendios Forestales de Conaf.

Para enfrentar eventuales focos durante la ola de calor, los municipios del Maule y Biobío tienen dispuestos sus equipos. “Estamos muy preocupados por esta ola de calor, hablamos de hasta 38° en algunos sectores y eso es mucho. Además tenemos muchos pastizales que hoy están secos, por lo tanto el riesgo es altísimo”, señala Ángel Castro, alcalde de Santa Juana y presidente de la Asociación de Municipios del Biobío. “El llamado estos días es a tener cuidado con las colillas. Y a todos los que andan acampando a apagar bien las fogatas”, dijo Castro.

En La Florida, comuna que perdió 34 mil hectáreas en el megaincendio del año pasado, tienen activos y protocolizados sus equipos de emergencia, en coordinación con las forestales y Conaf. “Esto se traduce en mejorar ostenciblemente los tiempos de reacción ante eventuales incendios”, asegura el alcalde La Florida, Jorge Roa.

Sergio Valdés director de Conaf Biobío, señaló que se implementan medidas extra en estos casos de calor extremo. “Cuando vemos que va haber temperaturas muy altas tratamos de ubicar los sectores más críticos, y le pedimos a Carabineros y la PDI la posibilidad de patrullajes especiales para así alertar a la gente para que sea más cuidadosa”.

Bernardo Vásquez, alcalde de Pelarco y presidente de la Asociación de Municipios del Maule, sostiene que en su región “hasta ahora han habido incendios pequeños y los equipos han funcionado a la brevedad. Esperamos que no pase nada, pero estamos preparados para enfrentar una emergencia mayor. De hecho, nadie del equipo de emergencia sale de vacaciones”.

Si bien la ola de calor es crítica en El Maule y Biobío, el riesgo de incendio abarca desde Valparaíso a la provincia de Malleco en La Araucanía. Para mañana se espera que el riesgo baje y se concentre entre la RM y el Biobío, pero sólo en el valle central.

Seguir leyendo