Caso Caval: Defensa de Compagnon expone en segunda jornada de juicio oral

Autor: La Tercera

caval
AgenciaUno

Hoy se desarrollaron en el Tribunal Oral en lo Penal de Rancagua los alegatos de apertura de los imputados, quienes declinaron entregar su testimonio.


Este martes se desarrolló en el Tribunal Oral en lo Penal de Rancagua la segunda jornada de juicio oral en contra de los socios de Caval, Natalia Compagnon y Mauricio Valero.

En la presente audiencia, las defensas de los imputados realizaron sus alegatos de apertura, luego de que la cita de ayer estuviera marcada por las acusaciones que realizó el Ministerio Público, referente a que Compagnon utilizó para beneficio de Caval la imagen de la ex Presidenta Michelle Bachelet.

En sus alegatos, la defensa de Compagnon, Carlos Fierro, aseguró que se ha estado ante un procedimiento que “ha tenido más dimensiones políticas que de persecución de comisión de delito, porque durante tres años el Ministerio Público ha dicho que acá se persigue responsabilidad de la nuera de la Presidenta en la comisión de diferentes ilícitos, sin embargo, acabado todo este procedimiento estamos ante una acusación por delito tributario”.

Dicho delito, como explicó el jurista, requiere como elemento central el dolo directo para ser acreditado, y a su juicio, la Fiscalía no podría hacerlo por cuanto no cuenta con ellos, sino que lo ha atribuido arbitrariamente.

“Han dicho que doña Natalia tenía las mismos derechos y obligaciones que su socio condenado por un procedimiento en el cual se le imputó la comisión de un delito tributario, basta con aquello entonces para atribuirle responsabilidad a la misma. Esta parte demostrara que ese antecedentes no es suficiente para atribuirle la comisión dolosos de hechos”, indicó.

Además, señaló que demostrarán que para el Ministerio Público será imposible acreditar que Compagnon pretendió defraudar al fisco rebajando impuestos, por cuanto ella no era la encargada de aquello. “Esos procedimientos estaban a cargo de terceras personas dentro de estas empresa, de hecho existía un contador, quien no solo realizaba las tareas contables, sino que representaba a la empresa ante el Servicio de Impuestos Internos”, declaró.

En la instancia, el tribunal le consultó a ambos imputados si renunciarían a su derecho a guardar silencio, para así contestar las diferentes preguntas y entregar su testimonio. Si bien ambos se mostraron dispuestos a declarar en curso del juicio, declinaron hacerlo durante esta jornada.

 

Seguir leyendo