Caso maristas: “No tenemos confianza en el proceso (canónico)”

Isaac Givovich junto a José Andrés Murillo.

Isaac Givovich fue acompañado por José Andrés Murillo tras la declaración.


Un grupo de denunciantes y ex alumnos del Instituto Alonso de Ercilla entregaron su declaración en el marco de la investigación canónica de los supuestos abusos sexuales cometidos por los hermanos Maristas contra alumnos del colegio.

Unos los denunciantes, y quien declaró ayer, es Isaac Givovich, yerno del alcalde Joaquín Lavín, y quien en enero de este año denunció que cuando era estudiante del Instituto Alonso de Ercilla durante la década del 70 y 80, el hermano Adolfo Fuentes lo sacaba continuamente de clases para llevarlo a su oficina o habitación y, allí, abusar de él.

Otro de los denunciantes es Eneas Espinoza, chileno radicado en Argentina y ex alumno del colegio, quien también afirma que sufrió abusos sexuales por parte de Fuentes cuando tenía seis años. Él forma parte de un grupo de al menos cinco ex alumnos de distintas generaciones que se unieron para realizar las denuncias en contra de los hermanos del establecimiento.

Tras terminar la declaración, que se extendió por más de tres horas, José Andrés Murillo, director de la Fundación para la Confianza y vocero del grupo, señaló que “lo que acaba de ocurrir en este lugar es parte de un proceso tremendamente traumático. Alguien que ha sido víctima de abusos sexuales y tiene que declarar especialmente en un lugar que representa a aquellos que lo agredieron”.

Murillo agregó que “el proceso principal de Isaac, que está llevando para buscar justicia será en los tribunales criminales chilenos, el proceso canónico es paralelo, y no representa todas las garantías procesales, éticas ni de transparencia”.

Además, manifestó que “Isaac y el resto de los denunciantes han decidido participar en este proceso para buscar justicia”, pero que ni él ni los denunciantes “tenemos confianza plena en este proceso canónico, pero si de algo sirve ellos (las víctimas) seguirán adelante”. Para concluir, afirmó que “no nos dieron copias firmadas de lo que se declaró”.

Seguir leyendo