Caval: Dávalos pide disculpas al Ministerio Público

En enero, luego de ser sobreseído de la arista principal, dijo que había una “fiscalía corrupta”.


El hijo de la ex Presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, pidió disculpas a la Fiscalía Nacional y a la Asociación de Fiscales por las críticas en contra del ente persecutor.

El 2 de enero, luego de que la Corte de Apelaciones de Rancagua decretó su sobreseimiento en la arista principal del caso Caval, Dávalos cuestionó el proceder del Ministerio Público: “No me sorprendería que después de emitido este comunicado la muy corrupta fiscalía, haciendo uso de la nomenclatura utilizada por el fiscal nacional, intente formalizarme por algún inexistente a modo de represalia, como ya ocurrió anteriormente con el caso de Natalia, mi señora”.

Hoy, durante la revisión del recurso de queja en que la Fiscalía de Rancagua pretende revertir ese sobreseimiento, el hijo de Bachelet retrocedió y se excusó de sus dichos. “Si el fiscal nacional y la

Asociación de Fiscales se sintieron ofendidos anteriormente por mis declaraciones, les ofrezco la más sentidas disculpas”, indicó desde la escalinata del Palacio de Tribunales de Santiago. Pese a las excusas, Dávalos insto a los persecutores a “investigar todo aquello que significa delito”, haciendo referencia a querella por violación de secreto y filtraciones en contra de los fiscales del caso.

“Lo que acabo de hacer la semana pasada es pedirle al fiscal nacional que investigue estos hechos. No puede ser que el ente encargado de indagar ilícitos incurra en ellos”, sostuvo.

Sin embargo, las disculpas del ex director del Área Sociocultural de la Presidencia durante el gobierno de Bachelet no fueron extensivas a los miembros de la Fiscalía Regional de O’Higgins. Fue ese equipo el que solicitó su formalización por eventual estafa contra el empresario Gonzalo Vial Concha.

“Entiendo que el Ministerio Público no es lo mismo que la Fiscalía Regional de O’Higgins. Mis críticas son hacia ellos, no han cumplido con el debido proceso, el mejor ejemplo es lo que sucede hoy”, indicó Dávalos en relación a la audiencia de hoy.

Audiencia

Pasadas las 10.30 se iniciaron los alegatos ante la Segunda Sala del máximo tribunal, última opción para que el Ministerio Público logre revertir el sobreseimiento. Ahí se discutió un recurso de queja presentado por los persecutores en contra de los jueces de la Corte de Apelaciones de Rancagua.

El jefe de la Unidad Jurídica de la Fiscalía Nacional, Octavio Rocco, aseguró que “en este fallo no hay fundamentación. Esta falta tiene identidad de abuso grave, porque nos impide conocer las razones del juez para desestimar nuestra petición y acoger lo solicitado por la defensa”.

Una posición que según el abogado de Dávalos, Carlos Fierro, no se relaciona con el recurso de queja presentado. “Esta no es la vía”, señaló. El fallo quedó en acuerdo por los ministros de la Suprema, mientras que la sentencia no tiene fecha de entrega.

Seguir leyendo