Cientos de chilenos pasan la noche fuera de centros de salud a la espera de la vacuna

Por ahora, la gran mayoría de los vacunatorios se encuentran sin stock. Algunos de los que han reportado que tienen vacunas disponibles son Clínica Los Andes y Darvax.


Desde que se anunció el brote de fiebre amarilla en Brasil, cientos de chilenos han estado haciendo fila para poder comprar la vacuna en los vacunatorios internacionales que existen en el país.

La semana pasada, producto de la alta demanda, la ministra de Salud Carmen Castillo junto al ISP anunciaron que llegaría un nuevo stock el viernes 26, sin embargo, debido a que muchos tienen programado viajar al país carioca en esta época de vacaciones, esto no fue suficiente.

ISP informa que desde mañana estará disponible la vacuna contra la fiebre amarilla

Actualmente, varias personas continúan haciendo fila, incluso pasando la noche afuera de los vacunatorios, a la espera de que haya disponibilidad.

Teniendo en cuenta esta situación, varios centros han publicado información en sus sitios web con respecto  la disponibilidad del requerido elemento.

Cabe mencionar que en la mayoría de ellos se atiende por orden de llegada, sin embargo en Clínica Las Condes, buscando evitar atochamientos y filas, se basan en el stock que les llega para agendar a las personas que requieren la vacuna.

Por el momento, uno de los recintos que ha confirmado contar con la vacuna es la Clínica Los Andes, a un precio que bordea los 45 mil pesos. En general, el precio de la vacuna varía entre los 35 mil pesos (Clínica Alemana, Mutual de Seguridad, Centro Médico Militar Rosa O’Higgins) y 47 mil (Clínica Las Condes).

Fiebre amarilla

Los riesgos de esta enfermedad son bastante altos. De acuerdo al especialista en Medicina del Viajero de la Clínica Alemana, Thomas WeitzeWeitzel, el 50% de las personas que presentan la enfermedad mueren, ya que aún no hay un tratamiento médico para frenarla. El resto, a pesar de que si supera las dolencias se hace inmune, puede quedar con graves consecuencias, debido a que la patología está asociada a fuertes dolencias, hemorragias y fallas multisistémicas.

Además de la inyección, la cual debe ser administrada al menos 10 días antes de viajar para que se generen los anticuerpos necesarios, se deben tener a la mano los elementos para protegerse de los mosquitos, como los conocidos repelentes.

Hay que tener en cuenta que al tratarse de una vacuna viva, la persona puede sentir algunos malestares, como fiebre y la sensación de estar agripado. No es recomendable para personas que tomen inmunosupresores o para mujeres que estén embarazadas. De ahí la importancia de visitar a su doctor para hacer la evaluación pertinente, especialmente niños y mayores de 60 años.

Minsal recomienda usar repelente por falta de stock de vacuna contra la fiebre amarilla

Seguir leyendo