¿Cuáles son los mitos de la donación de sangre?

Autor: La Tercera

La desinformación sobre este tema es un factor importante que desincentiva a las personas a ser donantes. Revisa la importancia de donar sangre y los mitos al respecto.


En Chile, solo el 2% de las personas entre 18 y 60 años son donantes de sangre de manera regular, es decir, al menos una vez al año; cifra muy por debajo a lo indicado por la Organización Mundial de la Salud, que señala que para asegurar un almacenaje adecuado para transfusiones, este porcentaje debe llegar, al menos de un 5% a un 10% de la población en edad para hacerlo.

De acuerdo al Dr. Marcelo Díaz de Valdés, Director Técnico de la Red de Medicina Transfusional RedSalud, es muy importante tomar conciencia sobre la necesidad de disponer de sangre para salvar vidas. “Es muy poca la gente que sabe y valora lo importante que es la donación de sangre.  La mayoría de las personas recién lo aprecia y entiende cuando tiene a un familiar o a un amigo enfermo que necesita de donantes, ya que no contamos con suficientes voluntarios, altruistas o de repetición”, señala el especialista.

Es más, el Dr. Díaz de Valdés, comenta que dado que los componentes de la sangre -como glóbulos rojos y  plaqueta- solo se pueden almacenar por poco tiempo porque expiran, se requiere donantes en forma permanente para poder atender las diferentes necesidades. Entre menos donantes y sangre haya disponible, más difícil es encontrar unidades compatibles con el enfermo que la requiere.

Derribando mitos

Para donar sangre sólo es necesario ser mayor de 18 y menor de 65 años, estar sano, pesar más de 50 kilos, no estar injiriendo medicamentos por patologías agudas, no estar en ayunas ni haber bebido alcohol las últimas 12 horas y portar identificación oficial. Luego de eso, es responsabilidad del centro explicar que su sangre será estudiada para descartar enfermedades transmisibles, solicitándoles para ello su consentimiento.

Estar claros al respecto es de suma importancia, ya que existen ciertas creencias que hacen que las personas se restrinjan de donar sangre, incluso frente a una emergencia. Es el caso de quienes tienen tatuajes o piercings. “Al contrario de lo que muchas veces se piensa, estas personas sí pueden donar, siempre y cuando sea después de doce meses de realizadas las intervenciones”, comenta el Dr. Díaz de Valdés. Lo mismo con quienes sufrieron de hepatitis, ya que según el especialista, quienes han tenido esta enfermedad antes de los 12 años generalmente pueden donar sangre.  La entrevista y las pruebas de laboratorio de la sangre recolectada de los donantes buscan descartar a los donantes de riesgo de transmisión de enfermedades transmisibles a los receptores.

Finalmente, es importante aclarar que la donación normalmente no afecta a los voluntarios, solo se les pide que no realicen esfuerzos físicos el día de la donación y que tomen bastante líquido. “Este proceso se puede realizar cada 3 meses, en hombres, y 4, en mujeres,”, concluyó el médico.

Seguir leyendo