La Tercera

Equipo realizador de “Una mujer fantástica” fue recibido en La Moneda

Foto: Agencia Uno

Tras la reunión sostenida entre los realizadores de "Una mujer fantástica" y la Presidenta Michelle Bachelet, el tema sobre la Ley de Identidad de Género tomó el debate. La actriz principal señaló que "no es la primera vez que se da suma urgencia a este proyecto, y así han ido pasando los años sin respuesta".

La Presidenta Michelle Bachelet recibió en el palacio de La Moneda al equipo realizador de la premiada cinta “Una mujer fantástica”, filme que este domingo recibió el Oscar a la Mejor Película Extranjera.

A eso de las 20.25 llegaron al salón de audiencias de la casa de gobierno el director Sebastián Lelio, la protagonistas Daniela Vega, los productores Pablo y Juan de Dios Larraín, el cinematógrafo Benjamin Echazarreta, el co-guionista y co-productor Gonzalo Maza, el productor asociado Martín Cárcamo, entre otros integrantes. La cita no contó con la presencia del actor Francisco Reyes, quien se encuentra en Orlando.

Tras la reunión privada, se dio un espacio para que los principales rostros de la cinta despejaran dudas de la prensa.

En ese sentido, primero habló el director Sebastián Lelio, quien de entrada manifestó estar feliz por el premio de la academia. Sobre la conversación con la mandataria, el cineasta señaló que “fue una conversación amena y relajada”, quien dijo que “hablamos también de la reciente urgencia de la Ley de Identidad de Género”.

Al respecto, el director no dejó escapar su análisis y la intención del filme, expresando que “la película ha ido instalando esa conversación donde quiera que se haya mostrado, y creo que el Oscar es un impulso potente para una conversación que resulta urgente e irreversible”.

Para el director, la presencia de Daniela Vega ha sido fundamental, la que catalogó de “embajadora entre la película y la realidad”.

Con este preámbulo tomó la palabra Daniela Vega, actriz principal del filme. Para ella, esta película propone y busca el “límite de la empatía”, la que en su reflexión invita a “generar la pregunta e interpelar al espectador, ¿con quién te identificas?, ¿quién eres?, ¿con Marina? ¿Con la esposa de Orlando, Sonia?”.

En ese contexto, la actriz fue más profunda: “En mi carnet hay un nombre que no es mi nombre, y es porque el país en que nací, no me entregó esa posibilidad. Y el tiempo pasa, y el reloj corre, y la gente se va esperando eso, un cambio“.

Frente a la pregunta si la tramitación de la ley responde a lo que quería expresar la película, Daniela Vega sostuvo que “no es la primera vez que se da suma urgencia a este proyecto, y así han ido pasando los años sin respuesta”.

“No creo en las leyes como partidos de fútbol, yo creo que se hacen pensando en la gente y en las libertades de las personas. Y si hay personas elegidas para representar las ideas y pensamientos de otras, y estas no logran plasmarlas, yo creo que ahí está el problema”, expresó.

En cuanto a la fallida designación como hija ilustre de la comuna de Ñuñoa debido al problema legal de llevar un nombre masculino, la actriz señaló que “el problema no es el premio, es porque no se puede entregar debido a una cosita tan pequeña en el carnet de identidad”.