Con desfiles en más de 20 ciudades se conmemoraron las Glorias Navales

La conmemoración de las Glorias Navales en Valparaíso. Foto: AgenciaUno

La jornada estuvo marcada por el discurso del Presidente Sebastián Piñera y un inédito homenaje en Viña del Mar.

Desfiles, una misa de Acción de Gracias y la tradicional romería a la boya “Esmeralda”, fueron parte de las actividades con las que este lunes se conmemoró en distintas ciudades los 139 años del Combate Naval de Iquique, Punta Gruesa y Día de las Glorias Navales.

De las más de 20 ciudades que con desfiles y diversos homenajes recordaron la fecha, las principales actividades se concentraron en las cinco zonas navales del país: Iquique, Valparaíso, Concepción, Puerto Montt y Punta Arenas. Este, además, es el segundo año en que la conmemoración no coincide con la cuenta pública presidencial, luego de que se determinara que esta actividad se realizara todos los 1 de junio.

En la Plaza Sotomayor de Valparaíso se llevó a cabo una presentación compuesta por 2.279 efectivos de la Armada, Ejército, Fuerza Aérea y Carabineros. A la actividad llegaron cientos de porteños, los que se ubicaron en las calles aledañas.

Una vez finalizado el acto, el Presidente Sebastián Piñera realizó un inédito discurso, ocasión en que recordó la gesta de Arturo Prat, hito que marcó la Guerra del Pacífico en 1879.

“El ejemplo de patriotismo de Prat nos tiene que inspirar hoy para los combates que tenemos que luchar en nuestro país (que son), derrotar la pobreza, la ignorancia, la división y hacer de Chile un país más unido, más libre, más justo”, señaló el Mandatario.

“Para lograr esto, necesitamos el espíritu de Prat: unidad, patriotismo, saber poner por delante los intereses de la patria y dejar de lado la pequeñez, rencilla, que no conduce a ninguna parte”, agregó Piñera.

La jornada también se enmarcó en el bicentenario de la Armada. El comandante en jefe de la institución, almirante Julio Leiva, resaltó el significado de la fecha para el país y también recordó a Arturo Prat.

“Para enfrentar los desafíos de la guerra del pasado, Chile necesitó a Prat saltando al abordaje en Iquique. Pero para enfrentar los desafíos del futuro, Chile necesita, todos los días, del ejemplo de vida del héroe naval”, señaló el oficial.

En ese sentido, el almirante Leiva destacó que “la hazaña de la vieja ‘Esmeralda’ nos llama a darlo todo por el país, pero Arturo Prat y su ejemplo de vida y de muerte nos invitan al heroísmo más difícil. El heroísmo del cumplimiento del deber de todos los días”.

Siguiendo esta línea, el comandante en jefe también rindió un homenaje póstumo a Jaime Reyes, profesor que rescató a tres de sus alumnas en el balneario de El Tabo el pasado 8 de mayo.

La actividad, además, consideró una misa de Acción de Gracias oficiada por el obispo castrense, Santiago Silva, y el tradicional estruendo de los 21 cañonazos a las 12.10.
En la ceremonia, el Presidente hizo entrega de la condecoración “Al Valor” al Sargento Hernán Cáceres, quien rescató a un padre y su hija desde el mar de Antofagasta en 2016.

“Es un momento que voy a atesorar siempre en mi corazón. Esta distinción es una de las más difíciles de ganar, y para obtenerla se hace una investigación muy larga, para ver si efectivamente el acto fue de arrojo”, comentó el sargento.

Alrededor de las 15.20 se realizó otra de las particulares ceremonias de la jornada: el desfile de efectivos de la Armada por las calles de Viña del Mar, Así, hasta la Avenida Perú llegaron cerca de dos mil personas para presenciar el homenaje.

Iquique y Talcahuano

La conmemoración se hizo extensiva a Iquique y Talcahuano. En la capital de la Región de Tarapacá la ceremonia fue encabezada por el ministro del Interior, Andrés Chadwick, en representación del gobierno.

La autoridad dijo que este tipo de actividades “nos unen como chilenos”, y destacó “a la Armada en su bicentenario y a uno de los héroes más grandes que ha tenido la historia del país”, aludiendo al capitán Arturo Prat Chacón.

Además de la tradicional romería a la boya que indica el punto exacto donde se hundió la “Esmeralda”, se realizó un desfile de 400 efectivos de las Fuerzas Armadas y de Orden.

Ahí, cerca de 15 mil personas observaron desde el litoral la ceremonia y otras abordaron diversas naves para participar en la conmemoración.

En Talcahuano, el intendente del Biobío, Jorge Ulloa, presidió las actividades, que finalizaron a bordo del “Huáscar” con una liturgia y colocación de ofrendas florales. En ese lugar, más de mil uniformados integraron el desfile en honor a las Glorias Navales.

Seguir leyendo