“Discernir”: La palabra central de las conversaciones entre los prelados chilenos y el Papa

Este concepto ha sido utilizado en varias ocasiones en el marco de los encuentros por el Caso Barros.


“Distinguir algo de otra cosa, señalando la diferencia que hay entre ellas. Comúnmente se refiere a operaciones del ánimo”.

Esta es una de las dos definiciones que la RAE otorga a “discernir”, la palabra central del proceso de reuniones entre el Papa Francisco y los obispos chilenos en el Vaticano. 

El otro significado que la academia otorga a esta palabra es “conceder u otorgar un cargo, distinción u honor”.

En abril pasado, cuando el Pontífice envió una carta a los prelados tras recibir el informe del arzobispo de Malta, Charles Scicluna, utilizó esta palabra en un párrafo central de la misiva.

“Teniendo en cuenta todo esto les escribo a ustedes, reunidos en la 115ª asamblea plenaria, para solicitar humildemente Vuestra colaboración y asistencia en el discernimiento de las medidas que a corto, medio y largo plazo deberán ser adoptadas para restablecer la comunión eclesial en Chile, con el objetivo de reparar en lo posible el escándalo y restablecer la justicia”, decía la carta.

Este concepto fue reiterado el sábado pasado cuando la Oficina de Prensa del Vaticano emitió un comunicado confirmando los encuentros:

“El objetivo de este largo “proceso sinodal” es discernir juntos, en la presencia de Dios, la responsabilidad de todos y cada uno en esas heridas devastadoras, así como el estudio de los cambios adecuados y duraderos que impidan la repetición de actos siempre reprobables”, se sostuvo.

La palabra fue recogida por los obispos chilenos, quienes también la han utilizado para referirse a los encuentros con Francisco.

El Papa nos invita a vivir un momento de discernimiento con él. Estos encuentros serán evaluar, ver las conclusiones a las que llegó (tras el informe de Charles Scicluna) y ver las mejores medidas, las cuales debe tomar el Santo Padre”, sostuvo Fernando Ramos el lunes pasado en una conferencia de prensa en el Vaticano.

Concepto que fue reforzado por el vocero de la Conferencia Episcopal ayer tras el segundo encuentro con el Sumo Pontífice, donde sostuvo que seguirían “en este diálogo de discernimiento que ha sido muy profundo”.

“Discernir” ha sido muy utilizado por Francisco en sus discursos. Prueba de ello es el texto del mensaje que dio para la 55° jornada mundial de oración por las vocaciones. 

Cada uno de nosotros puede descubrir su propia vocación sólo mediante el discernimiento espiritual, un «proceso por el cual la persona llega a realizar, en el diálogo con el Señor y escuchando la voz del Espíritu, las elecciones fundamentales, empezando por la del estado de vida» (Sínodo de los Obispos, XV Asamblea General Ordinaria, Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, II, 2)”, expuso.

Por estas razones es que esta palabra se ha alzado como clave dentro de las reuniones que han sostenido los 34 prelados con Francisco.

 

Seguir leyendo