Fraude en Carabineros: fiscal dice que se usaron 8 métodos para malversar

Según el Ministerio Público, los imputados utilizaron “cuentas fantasmas”, giro de cheques y falsas irregularidades. Fraude llega a casi $ 28 mil millones.


El inicio de una nueva audiencia de formalización en el caso de fraude en Carabineros demoró casi 40 minutos, por un hecho casi anecdótico, pero que retrata la magnitud de la causa: no habían bancas suficientes para que se sentaran imputados y abogados. Hoy, se reformularon cargos contra 34 personas y se le comunicaron los delitos por lo que indagan al ex general de Finanzas de la institución entre 2006 y 2011, Iván Whipple.

El fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, quien está a cargo de las pesquisas, busca precisar los hechos y montos que se le imputan a los supuestos ideólogos del fraude al interior de Carabineros. Entre los reformalizados estaban el ex jefe de Finanzas entre 2011 y 2016, general (R) Flavio Echeverría, y los coroneles (r) de Intendencia Jaime Paz, Róbinson Carvajal, Arnoldo Rivero, Fernando Pérez Barría, entre otros ex altos oficiales.

En esta primera audiencia, la cual continuará hoy y eventualmente mañana, el fiscal dio cuenta de la metodología que habrían utilizado los imputados para desviar fondos de Carabineros, los que, según aseguró el persecutor Campos, llegaron a $ 27.989 millones.

El Ministerio Público identificó ocho métodos para lo que llamó la “ejecución del plan criminal”. La primera técnica revelada por el fiscal fue la creación por parte de los sospechosos de una “cuenta corriente fantasma”.

En esa cuenta, según explicó el investigador, los imputados depositaban los fondos malversados, y al ser una cuenta que no estaba registrada en Carabineros ni en la Contraloría, estos dineros no podían ser rastreados. “Por lo mismo, esta cuenta no podía ser fiscalizada, por controles internos ni externos”, indicó el fiscal Campos.

Otra de las técnicas reveladas por el persecutor era la supuesta adulteración de sistema de remuneraciones. Acá se depositaba dinero para funcionarios que habían dejado ya la institución, desviando por esa vía los fondos, que después les eran depositados a los cabecillas de la organización.

Campos también detectó el uso de falsificación de planillas, devolución de dinero que no tenía que devolverse, manipulación de la contabilidad, simulaciones de compra de insumos, supuestos traslados y giro de cheques a empresas. Incluso mencionó que se reclutaba gente de confianza para que los sucediera en sus cargos y así mantuvieran la estructura.

Hoy, en tanto, también se formalizó al general (r) Whipple, quien antecedió a Flavio Echeverría en la Dirección de Finanzas. Según el fiscal Campos, en su período, entre 2006 y 2011, se malversaron más de $ 11 mil millones.

Seguir leyendo