Jorge Burgos: “Esta grieta se resuelve con autoridad, y para eso el gobierno más indicado es el que entra”

Autor: A. Labra

Foto: Patricio Fuentes

Ex jefe de gabinete dice que la decisión de La Moneda de oponerse al cierre de la Operación Huracán y, a la vez, de querellarse por la supuesta manipulación de pruebas aparece como una “contradicción”. Además, sostiene que la continuidad de Villalobos la debiera resolver Piñera.


“Hay una frase de la Presidenta que dice que hay que esperar lo que resuelva la justicia. Bueno, y la justicia ha ido resolviendo”, comenta el ex ministro del Interior Jorge Burgos sobre la crisis que ha generado la denominada Operación Huracán a raíz de la supuesta manipulación de pruebas en la investigación, el cierre de la indagatoria y la “contradicción” que el ex jefe de gabinete advierte en las últimas dos acciones emprendidas por La Moneda.

El gobierno busca que no se cierre la Operación Huracán -lo que determinó la fiscalía debido a que supuestamente se manipularon las pruebas que sustentan esa indagatoria- y, al mismo tiempo, se querella por esa presunta falsificación de pruebas, lo que muestra una convicción respecto de que habría irregularidades. ¿Cómo percibe usted ese actuar de La Moneda?

Para el ciudadano común aparece como una contradicción aparente estar discutiendo las decisiones que ponen término a una investigación y, al unísono, presentar una querella por lo ilegal de la investigación. Eso merece una explicación, y yo por lo menos no la entiendo. Y una explicación más técnica: yo no creo que sea una mera declaración del portavoz del gobierno. Tiene que ser una explicación más técnica de por qué no hay una contradicción. Por lo menos para el lector de diario y de prensa, que es mi caso, salta una contradicción que es indispensable explicar: cómo, al mismo tiempo, el gobierno se alza contra las decisiones del juez de garantía, en cuanto a no perseverar y en cuanto a sobreseer, pero a los días después presenta una querella criminal por prueba ilegal. Aparentemente, por los antecedentes que uno tiene, la investigación se sostenía en esa prueba, y no en otra.

¿Cómo evalúa el manejo del gobierno? En el oficialismo han criticado falta de fuerza y, además, el hecho de que primero se vio al Ejecutivo situado del lado de Carabineros. Y ahora presentan esta querella…

Yo no tengo antecedentes, salvo los antecedentes de medios de comunicación, pero tengo la impresión de que este grave hecho, esta grave grieta entre Carabineros y el Ministerio Público, que es muy delicada desde el punto de vista del funcionamiento de las instituciones, le saltó al gobierno en el peor momento. Es decir, cuando le queda algo menos de un mes de gobierno, donde las decisiones son más complejas, desde luego cuando son muy determinantes. No debe ser fácil para un gobierno tomar decisiones con efecto, que van a traspasar con mucho su período. No me puedo sacar la camiseta de que yo fui ministro, y sé que hay cuestiones bien difíciles de resolver. Y probablemente yo no tengo el recuerdo de que a mí me haya tocado, desde esta perspectiva, una cosa tan difícil como esta, tan compleja como esta. A la hora del juzgamiento prefiero ser prudente.

¿Qué se hubiera esperado?

Esta grieta profunda entre Carabineros y la fiscalía no creo que sea un hecho puntual, como se ha tratado de decir (…). Y requiere de mucho principio de autoridad, de mucha fuerza. Esto no se va a resolver en reuniones entre el fiscal y el general director de Carabineros. Esto se empieza a resolver con mucho ejercicio de la autoridad que otorga la ley y el poder político, y para eso el gobierno más indicado es el que entra, no el que sale.

Entonces, ¿el gobierno actual debe dejar esto así y que actúe Sebastián Piñera?

Me parece que una cosa de esta envergadura va a seguir siendo difícil, y le toca una durísima tarea al ministro del Interior que entra. Ojalá le vaya bien, pero me parece que, tal como han ocurrido las cosas, es una cuestión que no va a quedar resuelta, ni con mucho, durante lo que le queda a este gobierno.

Usted habla del ejercicio de la autoridad. ¿No se esperaría ahora algo de la Presidenta Bachelet?

Hay una frase de la Presidenta que dice que hay que esperar lo que resuelva la justicia. Bueno, y la justicia ha ido resolviendo, ha ido resolviendo en el sentido de que, por lo menos al nivel de juez de garantía, ha hecho fe a lo que sostiene la fiscalía y no a Carabineros. Entonces, uno podría decir que queda pendiente lo que resuelva la Corte de Apelaciones por los recursos que se interpusieron. Pongámonos en el supuesto de que se confirma la decisión del juez de garantía, probablemente alguien va a preguntar ‘bueno, ya resolvió la justicia, ¿y ahora qué?’.

¿Y la situación del director de Carabineros, Bruno Villalobos? ¿Su continuidad debiera resolverla el próximo gobierno?

Yo creo que sí.

Seguir leyendo