La confesión del joven que habría descuartizado a su hermana

Restos de la víctima fueron hallados en una acequia de La Pintana y en su casa, ubicada en Puente Alto. Según fuentes de la investigación, su hermano la habría golpeado en la cabeza, tras discutir, dándole muerte.


Eran cerca de las 9.30 horas de ayer cuando en la subcomisaría de Carabineros del sector El Castillo, en la comuna de La Pintana, se recibió una denuncia inquietante. Un hombre que recolecta materiales de desechos y cobre, quien como todos los días se encontraba buscando algo para vender, llegó visiblemente nervioso, contando que en una acequia de un sitio eriazo acababa de encontrar el cuerpo de una mujer que estaba envuelto en una bolsa de basura.

Solo se podía ver el tronco y la cabeza de la víctima. El cuerpo estaba en estado de descomposición, no tenía sus extremidades y los ojos estaban vendados.

La policía se desplazó de inmediato a aquel lugar y comprobó que la descripción era cierta. Entonces comenzó el operativo. La policía logró identificar a la mujer, de 17 años, gracias a una pista: un tatuaje que decía “Katherine”.

Al lugar llegaron efectivos de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), Carabineros y el fiscal de la Zona Sur, Rodrigo Chinchón, para establecer las causas de la muerte y recabar mayores antecedentes. Según testigos, el pololo llegó llorando y gracias a él se pudo confirmar que se trataba de la menor A.C.P., ya que identificó el tatuaje, que concordaba con las descripciones dadas en una denuncia por presunta desgracia presentada días atrás.

Durante la tarde, cuando las policías trabajaban para esclarecer el hecho, un grupo de vecinos de la casa donde vivía la joven fallecida junto a su pololo, hermano y cuñada, en la comuna de Puente Alto, alertaron de que “se estaban quemando unos sillones y lavando un colchón”.

Tras recibir esta denuncia, la PDI se trasladó a esa casa, que en ese momento estaba deshabitada. Y en el cobertizo hallaron los restos de la joven. El fiscal Chinchón confirmó que el cuerpo presentaba lesiones por intervención de terceros.

La confesión

Según fuentes de la investigación, la génesis del macabro hecho fue una discusión entre la víctima y su hermano, de iniciales A.Y.C.P, de 19 años. De acuerdo al relato entregado por el joven -quien en la tarde de ayer llegó a la 38ª Comisaría de Carabineros de Puente Alto y confesó ser el autor del crimen-, la fallecida, él y su polola, de 17 años, se encontraban consumiendo marihuana y otras sustancias ilícitas en Puente Alto.

Ahí se produjo una discusión entre ellos, que terminó con el joven golpeando a su hermana en la cabeza con un objeto contundente, lo que generó que la mujer cayera y perdiera el conocimiento.

Tras ello, al ver que la víctima no se movía, intentaron reanimarla y se dieron cuenta de que estaba muerta. Luego de eso, el joven habría procedido a descuartizar a su hermana para luego llevar los restos en una maleta con ruedas hasta el sitio eriazo en La Pintana, acompañado por su polola, quien también se presentó en la comisaría a prestar declaración junto con su pololo y un hombre adulto.

Luego, la Fiscalía Sur ordenó el caso a la Brigada de Homicidios de la PDI, que tomó la declaración del joven, quien permanecía en calidad de testigo debido a la ausencia de flagrancia. En esa misma condición también quedaron la menor y el adulto que los acompañaba.

“El hombre de 19 años manifestó ser el autor material de este hecho, por lo que en conocimiento de los antecedentes que esta persona aporta, se contactó Carabineros con la Fiscalía Sur para informar respecto de esta declaración, confesión, sobre su eventual participación de estos lamentables hechos”, dijo el capitán del Departamento de Comunicaciones Sociales de Carabineros, Óscar Llantén.

Seguir leyendo