La imagen aérea de la ceremonia que encabezó el Papa en el Templo Votivo