La Moneda pone paños fríos a conflicto con Corte Suprema tras críticas por crimen en La Reina

suprema
Haroldo Brito, presidente de la Corte Suprema, junto al ministro del Interior, Andrés Chadwick.

Esto, luego de que el presidente del máximo tribunal tildara de "injustas" las críticas del ministro Chadwick tras el violento asalto que terminó con una mujer fallecida.


Las palabras del ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien advirtió a los jueces que no van a aceptar “más excusas de los tribunales” -al conocerse el crimen de una mujer en La Reina a manos de un joven imputado de 18 años, que ya tenía 21 ingresos por ley de responsabilidad adolescente- no dejaron indiferentes al Poder Judicial.

A primera hora de este miércoles, el Pleno de la Corte Suprema escuchó el juramento de los nuevos abogados, para luego -a puertas cerradas- analizar el mensaje enviado desde La Moneda.

Tras 20 minutos de reunión, se acordó que fuera el propio presidente del máximo tribunal, Haroldo Brito, quien saliera al paso de los cuestionamientos del Ejecutivo a la labor de los jueces.

En ese marco, el ministro Haroldo Brito calificó de “injusto” el juicio del titular de Interior, Andrés Chadwick, aunque prefirió no reconocerlo como un emplezamiento hacia el Poder Judicial.

“El sistema de justicia en este país ha alcanzado un desarrollo permanente, basta mirar las cifras para saber cómo se reacciona con respecto a la criminalidad. Tenemos uno de los índices de prisión más fuertes de Latinoamérica, lo que no significa que sea gran cosa, de la que disponemos, pero son cifras que hablan de la actividad jurisdiccional en materia penal, de manera que las formas en cuestión no las aceptamos como adecuadas”, declaró Brito.

Su respuesta fue más allá y devolvió las críticas al Poder Ejecutivo en materia de Responsabilidad Penal Adolescente y la cantidad de veces que Ariel Mena Suazo (18) pasó por los tribunales.

“La Ley Penal Adolescente es un cuerpo normativo en proceso de adaptación. Lo que ocurre con la reincidencia de los jóvenes fundamentalmente es que el sistema mismo no está siendo eficiente a los efectos de la criminalidad de los adolescentes y eso está en estudio. La mayor demostración de eso es que se está trabajando en esa materia, pero no se trata de tener una falla de sistema por esa sola circunstancia, no sabemos la naturaleza de esas 21 anotaciones”, remató el Supremo, quien aprovechó de enviar un mensaje al Congreso, donde sigue en trámite, desde abril del año pasado, el proyecto de ley que crea el Servicio Nacional de Reinserción Social Juvenil y establece modificaciones a la Ley N°20.084. “Ojalá tener resultados pronto”, dijo Haroldo Brito.

Este es el segundo impasse entre La Moneda y los magistrados en poco más de dos meses de asumida la administración Piñera. El episodio se suma al protagonizado en abril pasado por el ministro de Justicia, Hernán Larraín, quien aseguró en el último cónclave de su partido, la UDI, que “la mayoría de los jueces son de izquierda”.

Paños fríos en Moneda

La respuesta desde el gobierno no se dejó esperar. El propio ministro del Interior, Andrés Chadwick, se hizo cargo de sus dichos y la respuesta del Supremo.

Habló telefónicamente con el ministro Brito para suavizar el conflicto. Aseguró que “no quiere polemizar con el presidente de la Suprema”, aunque insistió en el emplazamiento, con un tono más suave.

“Lo que he dicho como ministro del Interior es hacer un llamado a que todos los poderes del Estado podamos responder con el mejor de nuestros esfuerzos a un anhelo fundamental de la ciudadanía, que precisamente nos pide le garanticemos vivir en libertad, vivir en paz”, sostuvo Chadwick, quien agregó que “la ciudadanía no nos quiere ver discutiendo, nos quiere ver actuando juntos, pero sobre todo actuando con mucha decisión”.

#Tags


Seguir leyendo