La nueva ministra de la Mujer que rechaza el aborto por tres causales

Autor: Ximena Bertin

Isabel Plá, quien encabezará la cartera, es una férrea opositora a la intervención del embarazo, dichos que preocupan a las ONGs por derechos de las mujeres.


El mismo día en que la ley de identidad de género pasa a tercer trámite constitucional, un avance clave y simbólico en la agenda valórica de la actual administración, la noticia de la designación de Isabel Plá como la nueva ministra de Sernam, a partir del 11 de marzo, fue recibida con distancia en la sociedad civil. Y es que los dichos de Plá como militante UDI, asesora parlamentaria por 20 años, vicepresidenta de la colectividad, y activa columnista del portal El Líbero, no han dejado indiferente a las organizaciones pro vida y pro aborto del país. La diplomada en Comunicación Pública de la U. Alberto Hurtado, ex concejala por Peñalolén y miembro de la fundación Avanza Chile, ha declarado su férrea oposición a la ley de aborto en tres causales aprobada, “le pongan el apellido que le pongan”, según señaló a La Segunda en 2013. En su cuenta de Twitter personal también ha expresado su rechazo absoluto a la ley, señalando que a futuro se considerará el aborto como algo “impensado”, tal como alguna vez se consideró a la esclavitud, entre otras aseveraciones vertidas en columnas y cartas al director de diversos medios. También dijo en Twitter que el aborto es un tema de salud y no de género, por lo tanto no debiera ser competencia de Sernam, advirtiendo el riesgo de un eventual “aborto universal”.

Hoy, sin embargo, la implementación de la ley de aborto y su reglamentación serán parte de su agenda a la cabeza del ministerio, así como las temáticas de violencia contra la mujer, la protección de sus derechos civiles y reproductivos, y demandas históricas como el fin de la sociedad conyugal.

Consultada por los medios sobre cómo abordará el aborto en tres causales, evitó referirse por ahora. “En todas las cosas específicas de la cartera, vamos a tener tiempo para conversarlas después del 11 de marzo”, dijo luego de la ceremonia de presentación. “Voy a trabajar para acompañar a las mujeres que sufren y que viven en pobreza, esa es mi misión”, preciso Plá, agregando que su hoja de ruta se basará en terminar con las desigualdades y la violencia contra la mujer, impulsando también su autonomía económica.

Su designación por Piñera a la cabeza del ministerio de la Mujer y su postura contra el aborto, abrió la polémica entre los bloques pro y anti aborto, discusión de la cual la actual ministra Claudia Pascual se marginó. “No me corresponde referirme al nombramiento del nuevo gabinete”, dijo al ser consultada por la prensa.

Sí se refirió a las implicancias de esta designación en las políticas públicas de la mujer, Lorena Astutillo, abogada y vocera de la Red Chilena Contra la Violencia hacia las Mujeres. “Nos preocupa su conservadurismo, porque es sabido que ese conservadurismo es el que oprime a las mujeres en Chile, mantiene el machismo y genera la violencia en contra de nosotras. Y si bien ella está en contra de la ley de aborto, esta fue una demanda de la ciudadanía y las mujeres seguiremos avanzando y exigiendo lo que es justo, con o sin los partidos”.

Verónica Hoffmann, directora ejecutiva de Fundación Chile Unido, en tanto, cree que “si la nueva ministra del Sernam es contraria a la despenalización del aborto, va a buscar fortalecer los programas de acompañamiento a nivel nacional, que es lo que nosotros hemos hecho hace 18 años”. Agrega que “así logramos que el 85% de las mujeres que atendemos y acompañamos en nuestro programa finalmente hayan decidido no abortar. Hay que darle la oportunidad desde el Estado para que no lo hagan”.

Mariana Grunefeld, vocera de Voces Católicas, plantea que el nombramiento de Plá “vuelve a reenfocar la compasión en el lugar correcto. Al nombrarla, el Presidente Piñera le está diciendo al país que tenemos que elegir la ética del cuidado, volver a cuidar esos niños que no tienen oportunidad de nacer y a esas madres que están solas y abandonadas”.

Sociedad civil en alerta

Claudia Dides, directora ejecutiva de Miles Chile, plantea que Plá “no es una persona que defienda los derechos de las mujeres, particularmente los sexuales y reproductivos, y creemos que puede ser un retroceso y un perjuicio para las mujeres. La UDI votó en contra del aborto en tres causales, la identidad de genero, el matrimonio igualitario y toda la agenda de derechos en general”.

Para Carolina Carrera, presidenta de Corporación Humanas, la designación de Plá no es una sorpresa: “conocemos a Isabel, sabemos de su postura absolutamente en contra del aborto, pero esperamos que como ministra de Estado actúe con altura de mira, y que más allá de su postura religiosas e ideológica, aplique los estándares internacionales en materia de derechos humanos”. Agrega que la ley de aborto “es un mínimo ético, y esperamos por tanto que no ponga dificultadas en la implementación de los protocolos que saldrán desde el Minsal. Fiscalizaremos que no haya retrocesos”.

Seguir leyendo