Laicos continúan manifestándose

Autor: P. Yévenes

"No puede ser que el Papa pida perdón a las víctimas de estos abusos y que luego aparezca Juan Barros en la misa” declaró el vocero de la agrupación de Laicos de Osorno.


Las palabras del obispo Juan Barros no pasaron inadvertidas para la agrupación de Laicos de Osorno, quienes se encuentran desde el pasado domingo realizando distintas manifestaciones en su contra.

Juan Claret, vocero de la organización, enfatizó en que “si el obispo Barros dice que se han dicho mentiras sobre su caso, queremos que diga cuáles son esas mentiras. Queremos que se querelle en nuestra contra por injurias y calumnias, como se lo hemos dicho en varias ocasiones”. Añadió que “sabemos que no lo hace porque no tiene cómo, y sabe que saldría perdiendo”.

Sobre la presencia de Barros en la misa del Parque O’Higgins, Claret señaló que “él fue invitado formalmente, pero el Papa tiene que entender que las formalidades no bastan. Tiene que entender que la Iglesia no puede gobernar con decretos”.

Para el laico las palabras de perdón del Papa no fueron suficientes. “Nos gustaría que el discurso de la Iglesia sin abusos sea creíble, pero los hechos dicen lo contrario (…). No puede ser que el Papa pida perdón a las víctimas de estos abusos y que luego aparezca Juan Barros en la misa”.

Añadió que sus dichos de ayer en La Moneda son los mismos que ha repetido en otras partes del mundo, pero que el Pontífice “no ha innovado en cambios institucionales, en la remoción de obispos”.

Para Claret, la renuncia de Barros a la diócesis de Osorno es algo primordial, pues, según indicó, “su presencia provoca división. Desde que llegó en 2015 han renunciado siete sacerdotes”.

Respecto del hermetismo que mantuvo el obispo cuando fue consultado sobre qué mensaje le enviaría a la gente de Osorno, el vocero señaló que “esto confirma lo que nosotros venimos denunciando. Confirma que Osorno no tiene un pastor, porque cuando le preguntaron por la gente de allá él se rehusó a contestar”.

Sobre la polémica carta del Papa (de 2015) que salió a la luz hace algunos días, donde pedía un “año sabático” para Barros, Claret sostuvo que “demuestra que la voluntad del Papa Francisco era otra, pero no se pudo”.

Seguir leyendo