Las dificultades que ha tenido la búsqueda de la menor desaparecida en Licantén

La densidad del bosque de pino y su altura; las características geográficas del lugar y sus dimensiones son algunos de los factores que enfrentan los equipos de rastreo de la niña de 11 años extraviada desde el sábado.


Desde el sábado miembros de Carabineros, Policía de Investigaciones, Bomberos y lugareños de Licantén trabajan en conjunto para encontrar a una menor de 11 años presuntamente secuestrada por un individuo desde el sábado en el sector del cerro El Quelmen en la región del Maule.

En el lugar trabajan al menos 150 efectivos policiales, que mediante el uso de canes, drones y otras herramientas rastrean la zona.  Sin embargo, hasta la fecha el operativo no ha tenido éxito.

De acuerdo con las autoridades la mayor dificultad a la que se enfrentan quienes trabajan en la búsqueda son las características geográficas del lugar. La cantidad de árboles de pino – que dificultad la visibilidad –  las quebradas de difícil acceso y la dimensión de la zona son algunas de éstas.

Abraham Vega, gobernador de la Curicó, señaló a La Tercera que la longitud del sector  ha sido una de las razones por las que no se ha dado con el paradero de la menor. “Son más de 30 mil hectáreas de un terreno con bosque y hay muchos caminos distintos y de difícil acceso”.

Por ello, la autoridad provincial aseguró que los lugareños del sector han ayudado mucho en el operativo.

Vega añadió que “según se comenta” el presunto secuestrador, José Navarro, “conocía al derecho y al revés el lugar”.

Además el gobernado de Curicó, informó que a las labores de búsqueda de este el martes se suma el aporte de un empresario de la zona: se trata de un globo aerostático con cámaras térmicas. 

Equipos de rastreo

Por otro lado, Francisco Villagrán, inspector de Brigada de Homicidios de la PDI de Curicó, comentó que para su equipo las quebradas de la zona son de difícil acceso y en el sector de la planicie también es necesario tomar precauciones.

En esa línea, el efectivo comentó que en el sector, los árboles de pino dificultan la visibilidad área de los drones y helicópteros.

En relación al horario de trabajo, Villagrán explicó que comienzan cerca de las 07.30 horas, cuando los detectives se reúnen en la denominada zona 0, en el camino Las Puertas. Sin embargo, éstas terminan a las 20.00 horas cuando la neblina y la falta luz no permiten continuar el trabajo.

Por su parte, el comandante Aldo Borrori, prefecto (s) de la prefectura de Curicó, detalló que las unidades de carabineros trabajan hasta las 21.00 horas ocupando drones nocturnos y equipo del Gope utiliza herramientas especializadas que permiten visibilidad de noche.

En tanto, coinciden con la PDI, sobre que el bosque de pino es uno de los mayores obstáculos, y estos han hecho que el trabajo sea más lento. “El terreno del lugar es muy tupido, hay árboles cada un metro, que miden entre nueve a catorce metros”.

Para concluir Borriro hizo un llamado a los lugareños que quieran participar de la búsqueda a ir a la comisaría del lugar, registrarse – luego se analiza si pueden participar – y así aportar con en la búsqueda. Con esto se busca evitar que los voluntarios tengan accidentes.

La menor identificado, con las iniciales E.C, de 11 años, fue vista por última vez el día sábado cuando salió junto a su abuelo y José Navarro. Éste último golpeó al anciano en la cabeza y secuestró a la niña.

Seguir leyendo