Los insólitos problemas que ha vivido Mobike en su inicio en Chile

Usuario se la llevó en el maletero de un auto.

Bicicletas han aparecido en departamentos, automóviles e incluso en el río Mapocho. Este domingo parte el cobro para los usuarios del sistema.


Hace dos semanas comenzó la marcha blanca de Mobike en Chile, y no ha estado exenta de problemas e insólitas situaciones. El debut de la empresa tecnológica de bicicletas compartidas que se instaló en las comunas de Las Condes y La Reina y que funciona a través de una aplicación móvil, ha permitido que los usuarios del sistema pueden utilizarlas sin costo y dejarlas estacionadas en cualquier lugar público de la ciudad, gracias a su sistema de rastreo por GPS.

No obstante, esta etapa de descubrimiento para los chilenos no estuvo exenta de polémica, y ha sido el mismo alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, quien a través de redes sociales fue visibilizando los diversos casos que se vivieron con ciertos usuarios. Dentro de los más inesperados está el de una bicicleta lanzada al río Mapocho o de un usuario sorprendido llevándosela en la maleta de su auto y que fue denunciado en redes sociales. Además han aparecido imágenes de las bicicletas en el balcón de un departamento, abandonadas en la Autopista del Sol, en avisos de venta en portales de internet o casos de robos, como el que ocurrió en Peñalolén donde dos sujetos intentaron desactivar el sistema de GPS y tuvo que intervenir Carabineros.

En Peñalolén intentaron desactivar los GPS.

Para el alcalde Lavín, estas situaciones se han dado por dos razones: “La primera, vandalismo, y eso hay que condenarlo, por eso se han presentado las querellas correspondientes. La segunda tiene que ver con el desconocimiento, por eso hay que educar”, explicó.

De todas formas, estos hechos serían casos aislados según los organizadores, y consideran que el balance de los primeros días es exitoso, ya que se han realizado más de diez mil viajes.

Amarilis Horta, directora de Bicicultura y presidenta del Consejo de la Sociedad Civil del Ministerio de Transportes, coincide con que se trata de situaciones menores. “No hay que exagerar, porque son casos aislados, y diré que en todas las ciudades del mundo las bicicletas han sido vandalizadas. Quienes instalan el sistema de bicicletas públicas saben que esto sucede y se incorpora ese ítem a sus costos”, explicó Horta.

Bicicleta apareció en el río Mapocho.

La solución

Pese a los problemas, los encargados esperan que esta situación cambie a partir de este domingo, día en que el sistema dejará de ser gratuito y tendrá un costo para los usuarios, los que deberán cancelar a través de una tarjeta de crédito. “Desde el 18 ya es pagado y hay reglas del juego claras. Por ejemplo, si alguien se lleva una bicicleta mobike a su casa, ese usuario va a quedar bloqueado definitivamente”, señaló Lavín.

El cobro será con seis tipos de tarifas, que van desde los $ 399 por un viaje máximo de 30 minutos hasta un pase de $ 59.990 por 360 días.

Para el movimiento de Ciclistas furiosos, la iniciativa es beneficiosa para la movilidad en la ciudad y también creen que los problemas disminuirán con el cobro. “Como no la pueden desbloquear si es que no tienen la aplicación, y eso está asociado a una cuenta de pago con tarjeta, será más fácil rastrear a las personas que se las llevan para la casa o las meten en el auto, porque el último usuario va a quedar registrado”, afirmó César Garrido, vocero del movimiento de Ciclistas furiosos.

Entre las dos comunas que cuentan con el sistema -Las Condes y La Reina- existen más de 180 puntos para dejar las bicicletas, pero se pueden estacionar en cualquier lugar de la vía pública.

Seguir leyendo