Luis Vargas, empresario microbusero que logró suspender la licitación: “Nadie creyó que esta acción resultaría”

Autor: O. Fernández

Presentó la acción legal y obtuvo resultados. Ahora cree que las bases deben diseñarse de nuevo.


Un pequeño empresario del recorrido de buses rurales Buin-San Bernardo-San Borja fue quien hizo una presentación ante el TDLC para suspender el proceso de licitación del Transantiago, sector que mueve $ 650 mil millones en ingresos cada año. Se trata de Luis Vargas, que trabaja en esta área desde hace cuatro décadas e incluso participó al comienzo del Transantiago como accionista de algunas firmas.

¿Cuál es su impresión respecto del resultado que obtuvo en el TDLC?

Esto no lo había logrado nunca el gremio. Queríamos entrar al Transantiago, pero las bases de licitación tenían requisitos leoninos, imposibles de cumplir. Se pedía tener terminales de buses, pero los dueños de estos son los actuales operadores. El gobierno quería dejar amarrado los contratos por diez años para las mismas empresas.

Se plantea que usted representa a empresas actuales del Transantiago que quieren extender sus contratos.

Yo no tengo nada que ver con ellos, soy independiente. Sí conozco a los empresarios chilenos del Transantiago, como Juan Pinto, Jorge Gómez y Manuel Navarrete, que están a cargo de las empresas que están en el rubro hoy.

Usted quiso retirar esta acción legal ante el Tribunal a cambio de beneficios para su empresa.

Hace unos días le pedí a la Seremi de Transportes de la Región Metropolitana que nos dieran un subsidio para operar, a través de los perímetros de exclusión. Le dije que retiraría esta denuncia en el Tribunal de Libre Competencia si me daban ese subsidio, pero me dijeron que no era posible. No me creyeron que esta acción legal iba prosperar y mire lo que pasó.

¿Por qué le interesaba participar?

Es un muy buen negocio. Si no, las empresas no estarían coludidas. Yo quiero postular, pero en otras condiciones. Ahora estamos preparando la demanda que se presentará. Y también esperamos que el futuro gobierno haga nuevas bases de licitación, pero con exigencias que favorezcan a todos. Estoy confiado y tengo la esperanza de que la nueva ministra (de Transportes) Gloria Hutt haga una mejor licitación. Ella es una mujer seria, fue asesora de empresas en las licitaciones pasadas, por lo que podría trabajar de mejor forma.

Seguir leyendo