Movilh denuncia nuevo ataque homofóbico en Santiago

Autor: Tomás Dodds

A través de un vídeo difundido por redes sociales, Movilh denunció un nuevo ataque homofóbico contra una pareja de jóvenes homosexuales en el Parque Araucano de Santiago. El agresor amenazó con portar un arma.


Estoy armado, no me provoquen. Atrévete a gritar maric… conch… de tu madre (sic)”.

Esas fueron las amenazas que recibió una pareja gay en pleno día cuando se encontraban en el Parque Araucano, Las Condes.

A través de un comunicado, el Movilh anunció que reportó los hecho al alcalde Joaquín Lavín con la intención de conseguir la identidad del agresor e iniciar acciones legales.

Los hechos ocurrieron cuando desde su bicicleta una persona de unos 60 años “a lo lejos nos gritó “maric…”. Luego se acercó rápidamente a nosotros. Nos exigió que dejáramos de hacer “esas barbaridades” y que nos fuéramos del parque. Cuando comenzamos a caminar, nos persiguió, diciendo nuevamente que éramos unos “maric…”, que fuéramos a “hacer cochinadas” a otro lado”, relató N.G, de 20 años, al Movilh.

El agresor advirtió que “si no abandonábamos de inmediato el lugar nos iba a “reventar a patadas” porque éramos “anormales”, que iba a llegar a su casa a lavarse con cloro para desinfectarse por habernos tocado. Nos dijo que en Estados Unidos había reventado a patadas a muchas parejas homosexuales y que no le importaba tener que hacerlo de nuevo” añadieron los afectados.

En el comunicado difundido hoy, el Movilh aseguró que la situación no quedó ahí. Cuando el agresor vio que uno de los jóvenes intentó grabar los hechos, propinó a P.V, de 19 años, varias patadas en la pierna izquierda y lo retuvo del cuello, mientras advertía que “estoy armado, no me provoquen. Atrévete a gritar maric… conch… de tu madre (sic)”.

“Logré salir de sus manos y atinamos a pedir ayuda, pero al comienzo nadie mostró interés en acercarse a defendernos. Nos cruzamos con un matrimonio de ancianos, les explicamos la situación y nos ayudaron. El señor logró calmar al agresor, pero éste tenía el mismo pensamiento, que debíamos marcharnos del lugar lo antes posible. Nos dijo que si nos volvía a ver en el parque nos iba a matar”, relató la pareja.

Cuando los jóvenes comentaron los hechos a un guardia, frente a éste mismo el agresor volvió a indicar que tenía un arma y que era abogado, tras lo cual abandonó el recinto.

De acuerdo al comunicado, el guardia no alcanzó a tomar ningún dato al agresor. La pareja tampoco pudo hablar con carabineros, porque tras dos horas de espera junto al guardia, se enteraron que los policías habían entrado por otro lugar y habían recopilado información con otros uniformados, sin nunca hablar con las víctimas.

El dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, sostuvo que “este es un hecho gravísimo. Aquí no solamente tenemos a un sujeto que agrede física y verbalmente a una pareja gay. Además se jacta de haber “reventado” a homosexuales  en otras oportunidades y delante de un guardia de seguridad reconoce portar un arma. Es un actitud temeraria, grave, que merece reacción inmediata”.

Revisa el vídeo completo aquí:

Seguir leyendo