Obispo Goic declaró ante el sacerdote que investiga a Barros

Los jefes de las diócesis de Rancagua y San Bernardo prestaron declaración ante Bertomeu.


Pasadas las 18 horas de hoy llegaron hasta dependencias de las Obras Misionales Pontificias, ubicadas a un costado de la Nunciatura Apostólica, los obispos de San Bernardo y de Rancagua, Juan Ignacio González y Alejandro Goic, respectivamente.

Lo hicieron por separado, invitados por Charles Scicluna para testificar ante su presencia por el caso Barros, lo que finalmente no ocurrió, debido al problema de salud del obispo de Malta. Quien se reunió con ellos fue Jordi Bertomeu, el notario que acompaña al experto designado por el Papa y quien se hizo cargo de las indagatorias.

“Vamos a responder a las preguntas que nos puedan hacer, pero al mismo tiempo hablaremos del contexto global. Pensamos que los temas de los abusos que han ocurrido en nuestra Iglesia impiden algo que es fundamental, la tarea evangelizadora de la Iglesia”, sostuvo Alejandro Goic, quien, además, preside el Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento a las Víctimas de la Iglesia. Llegó hasta el recinto acompañado de tres representantes de esta entidad.

El obispo de Rancagua agregó que “venimos a compartir, porque lo que queremos es recoger los grandes valores del Evangelio y colocarlos en el primer lugar de nuestra acción y compartiremos las inquietudes que nos puedan preguntar”.

Agradeció a las víctimas que han acudido hasta dependencias de las Obras Misionales Pontificias a entregar su testimonio, asegurando que todo eso “va a ser un punto a favor para que se esclarezca la verdad en torno a este acontecimiento que ha traído a los enviados del Papa. (…) La única manera para erradicar este flagelo es el amor a la verdad, la transparencia y el deseo sincero de solidarizar con las víctimas”.

El obispo de San Bernardo, por su parte, declaró que “he venido porque Scicluna me ha citado. Soy miembro de la comisión de prevención, también miembro y coordinador del comité jurídico y me querrá preguntar cosas que no conozco”, dijo González antes de ingresar al recinto. Añadió que “no conozco el caso exacto, puedo aportar impresiones e ideas, pero no tengo nada predispuesto”.

En enero pasado, el obispo de San Bernardo defendió a Juan Barros indicando que “mientras no existan pruebas fehacientes y comprobadas que se puedan llevar al fuero judicial o de la Iglesia, nadie puede levantar una acusación contra nadie”, según consignó T13.

Sobre el proceso que llevan adelante Scicluna y Bertomeu, el obispo de San Bernardo señaló que espera que “de aquí salgan luces y claridades para restablecer no solamente el tema de Osorno, que es uno de los temas, pero no el principal. Lo importante es el tema de la verdad sobre la participación o no de una persona en algo que se dice como delictivo”.

Este jueves, en tanto, seguirán las rondas de reuniones entre Bertomeu y las personas que han manifestado su intención de dar a conocer antecedentes del caso. Además, se espera que se conozcan nuevos datos sobre el estado de salud de Scicluna, quien hoy fue visitado en el hospital por el nuncio Ivo Scapolo.

Seguir leyendo