Con polémica, Senado despachó proyecto de educación superior

Discusión estuvo marcada por las críticas que surgieron desde la Nueva Mayoría a los llamados “gatillos” para avanzar desde el sexto al décimo decil.


A tercer trámite legislativo pasó el proyecto de ley de reforma a la educación superior, que establece -entre otras disposiciones – la gratuidad universal y las condiciones para llegar a ella. Los senadores aprobaron la iniciativa en una discusión que no estuvo excenta de polémicas por las críticas que surgieron desde la Nueva Mayoría a los llamados “gatillos” para avanzar desde el sexto al décimo decil.

En los artículos permanentes se establece que la política va a cubrir al 100% de la población y en los transitorios se plantea que se garantiza la cobertura del 60% más vulnerable y se dispone que para llegar a los deciles, siete, ocho, nueve y diez se deben cumplir condiciones económicas y tributarias.

Uno de los senadores que cuestionó la forma en que se estableció la gratuidad fue el DC Ignacio Walker, quien indicó que “este proyecto no garantiza la gratuidad universal, cuestión que yo comparto”. Y dijo que “es regresivo que el 99% de la población financie al 1% más rico”.

Walker no respaldó el paquete de artículos que establecían disposiciones de financiamiento y de la gratuidad. Al respecto la ministra de Educación, Adriana Delpiano, señaló que “eso es parte de ejercicio democrático en el Parlamento, entendíamos que teníamos un acuerdo para sacar adelante todos los aspectos, él puede tener una opinión distinta, es válido pero lo importante es que se aprobó el proyecto”.

Por su parte el senador Carlos Montes (PS) afirmó que “me arrepiento de haber aceptado la teoria del gatillo, deberíamos haber establecido la cobertura para el séptimo decil y haber dejado a los gobiernos siguientes la decisión de llegar al octavo, noveno y décimo”.

En tanto, su par del PPD, Ricardo Lagos Weber, sostuvo que “quizás tiene razón el senador (Carlos ) Montes ‘hicimos mal negocio’ y no dimos la batalla directa por dejar establecida la gratuidad hasta el 70% de la población”. También hubo críticas desde la Nueva Mayoría y la oposición a la fijación de aranceles que las instituciones pueden cobrar a los estudiantes de los grupos socioeconómicos que no están en gratuidad. “Nosotros, de los problemas que esta ley tenga, no somos responsables”, manifestó la senadora Ena von Baer (UDI).

La iniciativa debería ser revisada este miércoles en la sala de la Cámara debido a que tiene discusión inmediata.

Seguir leyendo