Proyectan construir nueva terminal de buses en Iquique

Durante este semestre se establecerá el lugar exacto donde se emplazará el nuevo recinto rodoviario.


El creciente flujo de turistas y la actividad comercial que presenta la Región de Tarapacá llevaron a planificar la construcción de una nueva terminal de buses en Iquique. Una moderna.

Desde hace más de un año que trabaja en la iniciativa un equipo de profesionales del municipio local, en un proyecto que ya cuenta con $ 150 millones, aprobados por el Gobierno Regional, para desarrollar el diseño y los estudios de localización, a través del cual se definirá la ubicación definitiva del nuevo terminal de buses.

El arquitecto Sergio García, director de planificación de la casa consistorial, explicó que se ha pensado en un terminal moderno y que tenga la capacidad de satisfacer la alta demanda del flujo de pasajeros nacionales y extranjeros que existe en Iquique.

“El proyecto considera una especie de intermodal, es decir, que no solo lleguen allí los buses sino que además pueda haber disponibles otros servicios de locomoción colectiva para desplazarse dentro de la ciudad, junto con comercio y estacionamientos. El pasajero deberá encontrar en ese recinto todos los servicios necesarios para facilitar su traslado”, explicó.

De 8 a 35

El nuevo terminal marcará un cambio radical con las actuales instalaciones. Se pasará de 8 a 35 andenes, se levantará un edificio de cuatro niveles que estará dotado de un patio de comidas, y se proyecta construir locales comerciales, oficinas para venta de pasajes y pasarelas para el desplazamiento de los pasajeros.
García dijo que dentro de este primer semestre quedará definida la ubicación del terminal, ya que se ha evaluado un cambio de su actual localización.

“El sitio que se elija debe reunir requisitos de conectividad con las principales rutas de la ciudad, espacio para crecer, y además no debe estar muy alejado del centro urbano. Nos encontramos evaluando tres terrenos: el actual recinto, otro al final de la avenida Tadeo Haencke y en el sector de Bajo Molle. Los estudios que se desarrollen establecerán cuál es el mejor lugar”, se enfatizó.

En ese mismo sentido, el alcalde de Iquique, Mauricio Soria, indicó que es una necesidad contar con un nuevo terminal de buses. “Este es un gran paso para nuestra gente, porque transitamos de la idea a la acción, que se traducirá en la construcción de un nuevo recinto. Una vez que tengamos clara la ubicación y el diseño podremos definir si optamos a recursos para su construcción como municipio o lo ejecutamos por otras vías paralelas”, sostuvo el jefe comunal.

Agregó que por “todo el transporte nacional e internacional, la relación con los países vecinos, especialmente el fuerte tránsito que tenemos con Bolivia, nos obliga a tener un recinto de primer nivel”.

El actual terminal rodoviario de la ciudad recibe al año más de 14 mil buses nacionales de entrada y salida, 7.300 internacionales y un promedio de 42 mil pasajeros.

Seguir leyendo