Recursos para sala cuna universal están en estudio

Una alternativa analizada es la reasignación de parte de la cotización del seguro de cesantía.


Una de las preguntas que se hacen desde el mundo empresarial es cómo se financiará el proyecto de sala cuna universal. Pero esa materia no fue clarificada por el Presidente Sebastián Piñera en el momento del anuncio, así como tampoco posteriormente.

Desde el Ministerio del Trabajo comentaron que se están estudiando distintas fórmulas de financiamiento que se definirán como máximo en un mes.

Una de las fórmulas que había tomado más fuerza para financiar la ampliación del beneficio es la reasignación de parte de la cotización del seguro de cesantía a sala cuna. Con esos recursos se crearía un seguro que se financiaría con un fondo solidario, cuyos beneficiarios serán padres y madres trabajadoras de todas las empresas.

Dicho mecanismo sería idéntico al que se planteó en el proyecto de ley -también de sala cuna universal- que envió la primera administración de Piñera al Parlamento en agosto de 2013. Esa iniciativa contemplaba el traspaso de una parte del aporte que hace el empleador a la cuenta individual del seguro de desempleo del trabajador. El 1% de este sería derivado a un nuevo Fondo de Salacuna, con un tope imponible de UF 100, que sería manejado por una administradora privada, previamente licitada, y que tendría que constituirse como ente legal con giro único. Otra alternativa es un aporte estatal directo. Un tercer camino es una mezcla de ambas.

En el sector privado consideran que no es menor quién financie la sala cuna universal. Francisca Junemann, fundadora de Chile Mujeres, quien estuvo presente en La Moneda, junto con valorar las medidas en su conjunto, también expresó que “si bien el Presidente Piñera no reveló la fórmula de financiamiento”, espera que “haya un subsidio estatal para que no signifique un costo mayor de contratación ni de mujeres ni de hombres que finalmente termine afectando a las mujeres”.

Otra preocupación del sector privado es la igualdad salarial. Manuel Melero, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, explicó que “si esto de la igualdad salarial va a estar regulado por ley, es un arma de doble filo, porque entre las empresas existen realidades muy distintas y decretar esto por ley puede ser complicado. Esto tiene que ser abordado desde una mirada más cultural y de autorregulación”. “Obviamente, estamos de acuerdo con avanzar en este sentido, nosotros somos los principales empleadores de mujeres”, agregó.

Seguir leyendo