Ricardo Palma Salamanca: “Somos el resultado más hermoso que el horror puede construir”

Simpatizantes de Palma Salamanca, en la embajada de Francia en Chile. Foto: Andrés Pérez

Familiares del ex FPMR acudieron este jueves a la embajada de Francia para evitar que se concrete la extradición a Chile del exsubversivo.


“No tenemos otra decisión que no sea la de seguir vivos y libres, y alejarnos de un Estado que con odio nos continúa persiguiendo sin fin”. Estas palabras corresponden a la primera declaración pública emitida por Ricardo Palma Salamanca y su expareja Silvia Brzovic Pérez, desde que se conociera el paradero de ambos en la localidad de San Miguel de Allende, México, tras 21 años de clandestinidad.

El exmiembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), condenado por la muerte del senador UDI Jaime Guzmán y el secuestro de Cristián Edwards, salió de México pocos días después de que se concretara la detención en ese país de Raúl Escobar Poblete (“comandante Emilio”), a fines de mayo del año pasado.

La investigación determinó que Palma y su expareja Silvia Brzovic se habían trasladado a Francia, tras una breve estadía en Cuba. Interpol confirmó su actual ubicación y se iniciaron los trámites para lograr la extradición. La última vez que el exfrentista estuvo en una cárcel chilena fue en diciembre de 1996, cuando se fugó en helicóptero de la Cárcel de Alta Seguridad.

Con el objetivo de evitar la extradición, Palma solicitó asilo político y para reforzar esta petición, llegó hasta la embajada de Francia en Chile la hermana del exfrentista, Marcela Palma; su abogado, Alberto Espinoza, y un grupo de simpatizantes. El objetivo que tenían era reunirse con representantes de aquel país, a quienes se les solicitó ceder a la petición de refugio humanitario.

El denominado “Comité Pro Asilo en Francia para la Familia Palma Brzovic” ha estado a cargo de ayudar a la pareja y sus dos hijos desde Chile. Sus cercanos aseguran que ambos se encuentran desempleados, dado que permanecen indocumentados desde su arribo, en junio de 2017. Hoy, advierten, viven gracias a la ayuda de los tres hermanos de Brzovic, radicados en aquel país, con quienes residirían como allegados. En tanto, desde Chile, el comité ha realizado dos actividades para juntar fondos, estos orientados a pagar los 60 mil euros que costaría la defensa judicial en Europa, hoy a cargo de Jean-Pierre Mignard.

Las actividades a beneficencia fueron un almuerzo en la Confederación Nacional Gráfica (Conagra) y una fiesta en las instalaciones de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), en marzo y abril de 2018, respectivamente.

“El Estado chileno se ha convertido en una maquinaria de odio y desprecio, desde que un militar ebrio de odio ideológico decidió cambiar el rumbo de millones de nosotros (…). Fuimos el resultado más hermoso que el horror puede construir”, sentencia la declaración.

Para el diputado Issa Kort (UDI), la carta firmada por Palma y Brzovic “produce escalofrío, al ver cómo se han burlado del estado de derecho en Chile”, y cuestionó que el tono de esta sea pretender que sus acciones sean interpretadas “como un tema sentimental”.

“Aquí el Estado debe apoyar la justicia y buscar los lazos con Francia para que Palma Salamanca sea un hombre que vuelva a una cárcel chilena y cumpla sus dos penas perpetuas, por una acción terrorista que debe ser penalizada en todo el mundo”, agrega Kort.

Desde el círculo de los prófugos en Chile, advirtieron que el exfrentista se reunió hace tres semanas con miembros de Francia Insumisa, movimiento político liderado por el excandidato presidencial galo Jean Luc Melechon.

A través de este intermediario, la pareja pretende presionar la solicitud de refugio que realizan al Estado francés, vía administrativa y alternativa a la judicial, la cual es promovida por el Estado chileno, a través de la petición de extradición que realizó el ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza

El próximo 22 de mayo, Palma será notificado oficialmente del proceso de extradición que se sigue en su contra.

#Tags


Seguir leyendo