Senado fija sesión para resolver contienda entre Corte Suprema y Contraloría por DGAC

A cinco días de modificar su conformación, se resolverá arbitraje por cambio de régimen de pensiones, que se estima podría costarle al Estado $ 900 mil millones.


El próximo martes 6 de marzo, a las 11 horas, se realizará una sesión especial en la sala del Senado con el objetivo de resolver la contienda de competencia entre la Contraloría General de la República (CGR) y la Corte Suprema, por las pensiones de 1.331 funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC). Una decisión, que desde el ente fiscalizador, estiman que le podría costar al Estado cerca de $ 900 mil millones durante los próximos 30 años.

El arbitraje, quinto al que se enfrenta la CGR en su historia, fue solicitado por el contralor general, Jorge Bermúdez, en diciembre de 2016, luego de que la Cuarta Sala del máximo tribunal revirtiera lo dictaminado por el ente fiscalizador en más de 14 dictámenes y permitiera el traspaso de los funcionarios desde el sistema previsional de AFP a la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena), modelo especial que rige a las Fuerzas Armadas.

Luego de que la Comisión de Constitución de la Cámara Alta recibiera durante cerca de 10 meses las presentaciones de involucrados y académicos, los miembros de la instancia descartaron hacer un pronunciamiento al respecto. Es así que se citará a las máximas autoridades de ambas instituciones para que expongan sus posiciones durante las cuatro horas que se determinó durará esta sesión extraordinaria. En este sentido, el contralor general de la República, Jorge Bermúdez, y la máxima autoridad de la Corte Suprema se presentarán aquel día ante los parlamentarios. En el caso del Poder Judicial, hasta ahora las presentaciones estuvieron a cargo del ministro Milton Juica, quien subrogaba al presidente Hugo Dolmestch, quien se inhabilitó de la causa porque su hija María Gabriela Dolmestch es técnico aeronáutico de la DGAC y forma parte de los funcionarios que reclaman el cambio de régimen previsional. Mañana asumirá la presidencia del máximo tribunal Haroldo Brito, quien deberá resolver si asume personalmente la representación ante el Senado.

Según explica el senador Alberto Espina (RN), la decisión de la comisión de no pronunciarse sobre la contienda a través de un informe surge al prevalecer, “al igual como sucede en las acusaciones constitucionales, fuera la sala la que escuchara los alegatos, para que una vez cumplidas ambas presentaciones los senadores resuelvan”.

El senador Pedro Araya (ind.), también miembro de la comisión, aseveró que pese a esta decisión, se “elaborará un informe con lo expresado por los distintos expertos que abordaron el tema”.

La sesión especial ocurrirá a sólo cinco días de que cambie la conformación del 50% del Senado. Por esta razón, Espina -quien dejará su lugar el 11 de marzo- se mostró a favor de que el tema se zanjara con los nuevos integrantes. “Lo correcto es que se esperara a la nueva conformación del Senado. Si hay Congreso nuevo, lo razonable, al ser un tema de esta complejidad y a cinco días del cambio de senadores, es haber esperado”.

El senador Araya, por su parte, consideró válido que sean los actuales parlamentarios quienes definan esta resolución. “Es un tema que se planteó con los miembros que están hoy en el Congreso, es legítimo que sean ellos quienes se pronuncien sobre la materia”.

Desde la Asociación de Funcionarios de la DGAC, su presidente, José Pérez, adelantó que solicitarán ser parte de esta sesión a través de una presentación que replique lo expresado en su momento a la comisión.

Seguir leyendo