Sename evalúa pedir que menor ingrese a un centro de protección

Manifestantes golpeando el auto de la PDI en el que llevaban a José Navarro. Foto: AgenciaUno

En tanto, los padres de la niña evidenciaron diferencias por la tuición de Emmelyn, quien permanece internada en el Hospital de Curicó con resguardo policial.


“Estoy bien, quiero irme a casa”. Estas fueron las primeras palabras que Emmelyn (11) le dijo a su madre, Sandra Vidal, en el Hospital de Curicó, luego de permanecer por ocho días aparentemente secuestrada por José Navarro Labbé (31) en Licantén.

La menor fue trasladada hasta el recinto asistencial luego de que la PDI diera con su paradero y el de su presunto captor. El director del Hospital de Curicó, Jorge Cantero, indicó que tras los primeros exámenes practicados “no tenemos evidencia externas” sobre un posible abuso sexual. Con el fin de resguardar la seguridad de Emmelyn, la PDI dispuso de protección especial para ella mientras se mantenga en observaciones dentro del hospital.

La madre, en tanto, agregó que “tiene solamente algunos rasguños y su carita como de sueño, como que ha dormido poco, rostro de cansada, pero todavía está todo tan reciente, que no sabemos si sufrió mucho o qué pasó”.

Futuro de la menor

El debate que se viene ahora es respecto de qué pasará con Emmelyn. Esto, tras todos los antecedentes conocidos en los últimos días, como el hecho de que antes había sido abusada.

En esa línea, el Servicio Nacional de Menores (Sename) evaluará que la niña sea ingresada a un centro de protección. “Eso dependerá de la evaluación que se le haga, porque la internación es la última medida, cuando se ha despejado la familia nuclear y extensa, entonces, solicitaremos el resguardo de la niña cuando se tenga claridad absoluta de su condición”, indicó Juan Lara, director (s) del Sename del Maule, aunque la entidad no es interviniente en la causa.

El que se concrete la medida dependerá de lo que dictamine el Tribunal de Familia. Pero, de todas formas, el Sename ya está prestando apoyo a la menor y su familia. “La primera medida fue hacer contención a la familia por intermedio de la Oficina de Protección de Derechos (OPD) (…). También tenemos a disposición nuestro programa de reparación de maltrato grave y abuso sexual, para que acoja a la niña, toda vez que los tribunales y la Fiscalía lo consideren pertinente”, añadió Lara.

El padre, en tanto, ya adelantó que buscará quedarse con la tuición de su hija. “Se alegró al verme, me dijo papá, se paró y me abrazó, con eso estoy feliz. Ahora voy a luchar por la custodia de mi hija”, sentenció.

La madre, por su parte, reaccionó diciendo que “yo voy a luchar para que eso no pase. Ella siempre ha estado conmigo, nunca ha estado con él, ahora después de tanto tiempo viene a dárselas de papá, no puede ser”.

Seguir leyendo