Siete consejos para elegir una buena sala cuna o jardín infantil

Autor: F.A.A.

La JUNJI reveló datos esenciales para seleccionar un buen establecimiento educacional, considerando que es en esta etapa donde los menores forjan su identidad y progresiva autonomía.


Tal como todos los años en estas fechas, las familias inician un nuevo proceso de búsqueda y postulación a las distintas salas cuna y jardines infantiles del país, una etapa más que relevante en el desarrollo de los niños, considerando que es allí donde socializan, comparten y se reconocen a sí mismos, aspectos que forjan su identidad y progresiva autonomía.

Además, y de acuerdo a decenas de investigaciones. la educación inicial es un proceso que otorga beneficios concretos al desarrollo de los párvulos: aprenden jugando, se mueven, exploran y descubren libremente, lo que ayuda a potenciar sus fortalezas y creatividad en compañía de sus educadoras, técnicas y familias.

Es en este contexto que adquiere importancia el escoger un espacio idóneo para el desarrollo de los párvulos -independiente que el recinto sea público o privado-, donde puedan obtener una educación parvularia de calidad, se desarrolle en espacios educativos pertinentes, con mobiliario y materiales didácticos acordes a cada etapa.

“Es necesario que las familias se involucren e informen sobre las experiencias educativas que vivirán sus niñas y niños. Ojalá puedan visitar el jardín o sala cuna y conozcan a quienes tendrán contacto permanente con sus hijas o hijos”, destaca la Vicepresidenta Ejecutiva de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI) Desirée López de Maturana Luna.

Ante ello, el organismo entregó siete consejos imprescindibles para escoger una buena sala cuna o jardín infantil:

– Infórmate sobre las distintas opciones antes de tomar una decisión.

– Es importante que el jardín sea de puertas abiertas con las familias, que entregue confianza y tenga diversos canales de comunicación abiertos a la comunidad.

– Es clave que cuente con un proyecto educativo claro.

– Solicita los títulos de estudio de las educadoras y técnicas de párvulos.

– El establecimiento debe tener protocolos de buen trato y seguridad.

– Si el jardín infantil es privado, debe estar certificado por la JUNJI. El listado de los establecimientos los puedes revisar en junji.cl

– Presta atención a la infraestructura, equipamiento, mobiliario y material didáctico que estén en buenas condiciones, sean seguros y acorde a las necesidades del niño o niña.

Asimismo, la JUNJI indicó que frente a cualquier situación irregular, es el organismo encargado de fiscalizar las salas cunas y jardines infantiles es la Superintendencia de Educación, cuyo fono es el 600 3600 390.

#Tags


Seguir leyendo