Superintendencia detecta fallas en notificación de diagnósticos de VIH

Profesional de la salud toma muestra de sangre para examen de VIH/sida. Foto: Agenciauno

Revisión de garantías Auge/GES incumplidas entre enero y febrero identificó 45 casos en que no se realizó examen a pacientes en sospecha o no se les entregó resultado.


A través de un monitoreo a las garantías Auge/GES incumplidas, entre enero y febrero pasado, la Superintendencia de Salud detectó 45 casos de incumplimiento en el diagnóstico de VIH/sida y 11 retrasos en la entrega de los tratamientos farmacológicos en el país.

“Se detectaron 56 garantías sin prestación otorgada, las cuales están distribuidas en 29 prestadores de salud a lo largo del país”, sostiene el informe, que detalla que los mayores incumplimientos se hallaron en el Hospital Carlos van Buren de Valparaíso (siete casos), la Posta Rural de Calingasta de Coquimbo (seis casos) y el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar (cuatro casos).

Según la norma vigente, en caso de sospecha clínica de VIH/sida, las personas tienen derecho a practicarse un examen de diagnóstico en centros de la atención primaria de salud y recibir los resultados antes de 60 días. Este test, que se envía al Instituto de Salud Pública, permite confirmar o descartar la tenencia del virus, información que debe ser notificada al paciente.

El que dicha garantía se registre como incumplida en el plazo que la ley dispone significa que o no se realizaron exámenes al paciente sospechoso o bien que los resultados no se entregaron a tiempo, lo que, de darse resultados positivos, implica que la persona no fue notificada de ser portador del virus.

Cabe señalar que el VIH/ sida es de notificación obligatoria, por lo que los médicos están obligados a notificar los resultados a la autoridad sanitaria, así como al paciente, ya que eso conlleva la activación de la garantía del tratamiento, que se realiza en los hospitales.

Reacciones

Michael Díaz, secretario ejecutivo de la Coordinadora de VIH, calificó estos hechos como “preocupantes y graves, ya que con esto se pierde al paciente y volver a pesquisarlo es difícil. En segundo lugar, esto hace que la persona no pueda recibir las prestaciones a las cuales tiene derecho, como el tratamiento y acceso a fármacos. Al incumplir eso, se vulnera la norma”, explicó.

El actual decano de Medicina de la U. San Sebastián y exintegrante del consejo consultivo del Auge/GES, Manuel Inostroza, manifestó que “en sí misma la patología es priorizada por su gravedad, ya que afecta la calidad de vida, por lo tanto, confirmar el diagnóstico para dar pie al inicio de tratamiento lo antes posible es fundamental”. Agregó que esto “es grave, ya que se trata de pacientes que se movilizan sin saber que pueden ser portadores del virus”.

Inostroza, además, destacó que la revisión de la Superintendencia de Salud se obtiene desde los registros informáticos que llenan los funcionarios de los recintos y no desde las fichas clínicas de los pacientes, por lo que podría “existir un subregistro, y si se revisaran las fichas, pudiéramos encontrar más casos no notificados o con incumplimientos de plazos”.

Desde el Minsal, en tanto, explicaron que si bien los pacientes podrían no haber sido ubicados o que no hayan asistido a recibir sus resultados, entre los 45 casos detectados también podría haber retrasos en el registro, pero que el diagnóstico sí se haya cumplido.

Esto, sostienen, respondería a que estas situaciones se concentran en postas, por lo que el paciente podría haber sido informado sin quedar formalizado, pues estos sitios “no disponen del registro informático como para hacer el ingreso directamente de la información, debiendo enviarse a un establecimiento mayor de referencia”, lo que generaría “un período de latencia en el registro”.

Problemas de manejo

Los problemas de notificacion del VIH en el país no son nuevos y se arrastran desde hace, al menos, una década.

En 2008, la ministra de Salud de ese entonces, Soledad Barría, renunció a su cargo luego que se detectará en el Hospital de Iquique 25 casos de pacientes que no habían sido notificados de su condición de portadores de VIH/sida, algunos de los cuales fallecieron.

Actualmente, la enfermedad ha vuelto a ser prioritaria para las autoridades, siendo considerada, incluso, una pandemia por los expertos, tras el fuerte incremento que registran los contagios , que pasaron de 2.900 nuevos casos en 2010 a 5.800 en 2017.

Además, según información del Minsal, las personas contagiadas con el virus en el país serían 100 mil, de las cuales solo la mitad estaría diagnosticada.

Esto ha llevado a la autoridad a elaborar un plan de prevención enfocado en población joven, el que se espera sea lanzado durante la presente jornada.

#Tags


Seguir leyendo