Alza de tasas: ¿El fin del rally bursátil?

La Bolsa de Comercio de Santiago.

Analistas coinciden en que las bolsas sufrirán correcciones debido a las alzas que se esperan de los tipos de interés en Estados Unidos. Sin embargo, plantean que 2018 seguiría siendo un buen año para la renta variable.


En medio del optimismo y del rally que la Bolsa local venía experimentando desde 2017, la semana pasada se produjo una especie de “advertencia” para la renta variable nacional. En apenas cinco días, el Ipsa perdió 2,99%, equivalente a US$ 5.785 millones. Si bien esta semana que termina el mercado recuperó su ritmo, analistas coinciden en que 2018 no estará exento de correcciones, debido, principalmente, al proceso de normalización monetaria (alzas de tasas de interés) que probablemente ocurrirá en Estados Unidos.

Con todo, ¿estamos en presencia del fin del rally del Ipsa y de la renta variable en general? ¿Será el turno de la renta fija para destacar? En el mercado señalan que si bien difícilmente se repetirán las buenas cifras del año pasado, 2018 estaría lejos de ser negativo para las acciones.

Por qué las bajas

“Lo que está ocurriendo es que el mercado se está acostumbrando a volver a funcionar bajo condiciones normales”, señala José Ignacio Ruiz, estrategia senior de Bci Corredora de Bolsa.

Se refiere a que luego de la crisis global de 2008 y en un ambiente de recesión económica, los principales bancos centrales del mundo, incluida la Fed de EE.UU., comenzaron a inyectar liquidez para reactivar sus economías. Diez años después, los frutos comienzan a aparecer a través del crecimiento económico en el mundo desarrollado. Y, hasta ahora, las tasas de interés se han mantenido bajas, ya que la inflación no había repuntado.

Pero ese panorama comenzó a cambiar, pues en enero EE.UU. registró un repunte en los salarios, hecho que alimentó los temores de una inflación superior a la esperada, lo que en última instancia se traduciría en mayores alzas de tasas por parte de la Fed. Esta semana se dio a conocer que la inflación en el país del Norte en enero fue de 0,5%, efectivamente por sobre lo que se anticipaba, y ahora el mercado, que en un comienzo incluso llegó a esperar una sola alza en los intereses para 2018, ahora anticipa hasta cuatro, previendo la primera de ellas para marzo.

“Lo que hemos visto en los mercados internacionales y locales se puede llamar una corrección técnica. No hay un cambio en las condiciones financieras o económicas globales”, indica Renzo Vercelli, vicepresidente de Negocios Voluntarios de Sura Asset Management Chile.

Vercelli agrega que las perspectivas para las acciones siguen siendo positivas, aunque difícilmente se repitan las buenas rentabilidades de 2017. “Esos retornos estuvieron influenciados por expectativas de un mejor año 2018 en materia de crecimiento económico, de un nuevo gobierno más pro mercado y, sin duda, del buen desempeño bursátil que experimentaron todos los principales mercados accionarios del mundo”, menciona.

Ruiz, de Bci, coincide en que la renta variable este 2018 tendrá buenos registros. “Ciertamente, vamos a ver correcciones en las bolsas, pero seguirán subiendo en relación con los resultados que vayan entregando las empresas”, subraya.

¿Bolsa cara?

En opinión de Nicolás Schild, head of equity research de Santander GCB, “los retornos de los años anteriores se debieron a expectativas y dejaron, tanto en Chile como el resto de mundo, acciones con múltiplos altos, o sea, caras”.

Por ello, añade, las oportunidades en Bolsa este año se darán en la medida en que las empresas reflejen su buen momento económico a través de mejores resultados. Plantea, asimismo, que las alzas de tasas en Estados Unidos sólo añadirían volatilidad al mercado en la medida en que éstas se hicieran a un ritmo más rápido de lo que espera el mercado.

El turno de la renta fija

Para Carlos Quezada, de XTB Latam, las alzas de los tipos de interés impulsarán el mercado de renta fija. “La Fed ya está activando la renta fija, lo que se ve claramente en las alzas en los rendimientos de los bonos”, sostiene.

El analista recuerda que la Bolsa nacional está acoplada a lo que pase con su par americana y que eso, más las potenciales alzas en los tipos de interés, “nos da un panorama bajista para la Bolsa, sobre todo para el segundo semestre del año”.

Para quienes sean más aversos al riesgo, Quezada recomienda como activos refugio el oro y monedas como el yen japonés.

Por su parte, Vercelli, de Sura, entrega su receta para que los inversionistas puedan enfrentar el escenario actual. “Hay que mantener la calma y realizar las inversiones acorde al perfil de riesgo, al horizonte y objetivo de inversión, y una cuota de tolerancia a tener algo de volatilidad”.

Seguir leyendo